Apuntes

AGD- Ciencias Exactas y Naturales

Por Tribuna Docente - 28 de Octubre, 2006, 20:58, Categoría: Universitarios

DESPIDOS DE DOCENTES EN EXACTAS!!!

La siguiente carta escrita por AGD- Ciencias Exactas y Naturales y avalada por AGD-UBA y Conadu Histórica informa a toda la comunidad universitaria de los despidos de docentes con 20 años de antigüedad en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

A la Comunidad Universitaria
A través de la presente queremos aclarar numerosos temas en relación a las imprecisiones intencionales emitidas por el Sr. Decano (Dr. Aliaga) y la lista de mayoría de Profesores (ADU).
En la reunión realizada el día 5 del presente la AGD-Exactas, AGD-UBA y CONADU Histórica, se planteó la reincorporación por un período de 3 años de los 5 docentes que fueron despedidos de la FCEN. Esta solicitud se basa en el hecho de que todos ellos llevan más de 20 años en el ejercicio de la docencia e investigación con dedicación exclusiva en la Facultad, habiendo ingresado y mantenido sus cargos regulares por sucesivos concursos abiertos y periódicos. En la actualidad, integran el orden de mérito de sus respectivos y últimos concursos realizados pero por debajo de la línea de corte de la disponibilidad de cargos. Ninguno de ellos es Investigador de CONICET. En uno de los concursos, el Jurado felicitó en el dictamen a todos los postulantes por su buen nivel académico.
Los 5 docentes fueron reemplazados por investigadores de CONICET que ya tienen su sueldo y estabilidad laboral en la carrera de investigador de dicho organismo.
El hecho de que estos concursos devengan en una forma de despido injustificado y sin indemnización pone en evidencia la precariedad de la condición laboral de los docentes universitarios y, en particular, la de los docentes auxiliares que, a través de disposiciones claramente discriminatorias, no gozan siquiera de derechos como el de renovación del cargo o indemnización por cesantía, que sí se les reconocen a los docentes con categoría de Profesor Regular.
Prescindir de los servicios de personal altamente capacitado durante muchos años gracias a la inversión del Estado y el pueblo que lo sustenta constituye una pérdida injustificable. Pero además, la situación aquí demandada exhibe la inconstitucionalidad del régimen laboral vigente para los docentes auxiliares universitarios.
Como enuncia el artículo 16 de la Constitución Nacional, donde se expresa el principio básico de la igualdad ante la ley de todos los habitantes de la Nación Argentina, el empleo solo puede exigir como condición la idoneidad. Sin embargo, el régimen de los docentes auxiliares, llevado a sus extremos de expresión en esta Facultad, no incorpora al más idóneo sino que "premia" al que supuestamente tiene mas "mérito" y expulsa o ignora a quienes tendrían menos.
El empleo no puede usarse como un premio pues no es una dádiva sino que su fin es cubrir una necesidad. Y, cuando esta necesidad objetiva ha sido cumplida con capacidad y eficiencia por quienes han accedido a la función por medios democráticos y públicos, no existe justificativo para despedirlos a cambio de reemplazarlos por nuevos agentes probablemente "más meritorios".
La Gremial Docente de la FCEyN-UBA levanta la bandera de una educación pública de calidad y pertinencia, donde la excelencia sea un medio y no un fin en sí mismo, pero sobre todo con la firme convicción de que no es necesario avasallar los derechos laborales y la constitución para alcanzar estos objetivos. Con la certeza de que se puede plasmar un reglamento de concursos para auxiliares en el que a diferencia del presente, convivan la idoneidad, los derechos laborales y el acceso a los cargos docentes mediante concurso.
Vemos con preocupación que la mayoría de profesores de esta casa de estudios, ostente los derechos que los auxiliares demandan, pero que con un doble discurso alerte sobre la inconveniencia de que los auxilares cuenten con estos legítimos y constitucionales derechos. Del mismo modo, nos resulta inadmisible invocar falsos "aprietes", singular paradoja en aquellos que mediante la redacción de un proyecto de resolución y el voto vergonzoso avalaron la brutal golpiza de la patota de APUBA a los estudiantes, que todavía permanece impune.
La autonomía universitaria es fundamento de la independencia política, de la libertad de cátedra y del desarrollo del conocimiento, de ninguna forma puede ser excusa para componer y  aplicar normativas violatorias de la legislación nacional e internacional vigentes.

AGD-Exactas y Naturales

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog