Apuntes

Contra los Docentes

Por Tribuna Docente - 19 de Mayo, 2007, 22:09, Categoría: Neuquén

HAY QUE FRENAR LAS PATOTEADAS DE SOBISCH

No se había secado aún la tinta de la firma del acta que puso fin a la huelga (el 27/4 por la noche), cuando el gobierno redobló su campaña para escarmentar a los trabajadores de la educación. Lanzó a sus punteros contra las escuelas para amenazarlos (y aún a sus domicilios) e incluso trata de impedir que se hable de Carlos Fuentealba.
La presidente del CPE lanzó una campaña de provocaciones: los salarios de abril se pagaron atrasados y con descuentos masivos (aún a compañeros con licencia).
La nota aberrante fue constatar que el recibo de sueldo de abril del compañero Carlos Fuentealba venía con los descuentos por días de paro.
Estos provocaciones, a las que ATEN debería responder con nuevas medidas de fuerza (como se hizo el año pasado), ahora sólo merecieron invocaciones a que los funcionarios "cumplan el acta". Esta parálisis de la codirección de facto (Azul y Blanca y Naranja-MST-MIC) había generado en la base la expectativa de una respuesta. Pero dichas conducciones se borraron del acto del 1º de Mayo y de la marcha del 4 de mayo.
Así el gobierno redobló su apuesta y envió a una fiscal exigir que los directivos de las escuelas informen los nombres de estudiantes que conforman el Centro o el Cuerpo de Delegados.

Con la vela en la mano
La dirección de ATEN ve desmoronarse como un castillo de naipes su estrategia de correr a firmar el acta el 27 de abril y poner fin a la huelga.
En la resolución del sobre, la devolución de los días de huelga (aprobada por los vocales gremiales y el gobierno) se destinan las jornadas institucionales, las horas "libres" y los actos escolares, etc., a recuperar los objetivos. Lo firmado permite al gobierno decir que "las jornadas institucionales podrán transformarse en días de clase" (ídem), dejando esta cuestión a la "voluntad" de directivos y padres (léase la patota-punteros del MPN).
Pero, además, el gobierno decidió unilateralmente extender el ciclo escolar a fin de año, adelantar el inicio del ciclo 2008 y eliminar el receso de invierno para los docentes para recuperar "30 de los 37 días que se perdieron" (ídem), como condición para devolver los días de huelga.
Esta nueva capitulación la estamos pagando miles de compañeros con descuentos masivos en los salarios y el “recupero” ¡en tres cuotas!
Conclusión: ahora Sobisch viene por toda la tarea sucia que la huelga le impedía y que las patronales, Kirchner y Jorge Sapag le exigen que haga.
La dirección provincial de ATEN se niega a abandonar la parálisis.
Pero desde la base se toma la iniciativa con una campaña de firmas exigiendo asambleas.
O como acaban de hacerlo los compañeros de la EPEA Nº 2 de Plottier, que junto a su directiva ocuparon la sede del Distrito 8 reclamando el pago inmediato de los días descontados masivamente. La dirección de ATEN provincial se declaró “prescindente”, ateniéndose a los dictados del gobierno de devolver los días de huelga en cuotas y previa recuperación de días de clase y mantener la tregua contra viento y marea.

Norberto E. Calducci

“La base docente iba por un lado, las conducciones iban por otro”
“Estamos todas las maestras muy descontentas con la actuación de la dirección del gremio (Aten). Los chicos se muestran muy preocupados por lo que escuchan en los medios radiales y televisivos, preguntaron sobre los elementos que habían quedado en la plaza luego de la permanencia frente a Casa de Gobierno, si hubo agresiones hacia funcionarios. Es necesario organizarnos para que nos den respuesta a nuestros reclamos. La lucha continúa”.
Débora, maestra de grado

“Hay incertidumbre en los compañeros sobre qué vamos a cobrar, si nos van a devolver los días caídos en complementaria; por otro lado, sigue habiendo ‘confianza’ en el acta firmada, pero una confianza que no es ciega, es temerosa: ¿qué vamos a hacer si no cumplen?
 “Con la firma del acta pagamos el costo político de los permanentes ‘gestos’ que hicimos hacia el gobierno. Desde la gran marcha del día 9 de abril, donde las conducciones provincial y capital, no acusaron recibo de la necesidad de un plan de lucha que llevara a cabo el primer y gran objetivo: sacar al asesino Sobisch.
“El gobierno nunca dejó de intentar romper nuestra huelga. Cuando pudo, asestó golpes certeros que chocaban permanentemente con una docencia dispuesta a no ceder en sus reclamos. Las reiteradas y grandes bocanadas de aire que recibió el MPN se traduce en palabras de Brillo: ‘pensábamos que después de la muerte del profesor iba a pasar cualquier cosa, por suerte no fue así’.
“Mientras la base docente iba por un lado, las conducciones iban por otro. No respetaron la lucha de los compañeros. Los compañeros esperaban un 1º de Mayo diferente por toda la connotación que tenía, nos dejaron a la mitad, con ganas de seguir pateando el tablero”.
Roxana Mardones, delegada del CPEM 69

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog