Apuntes

Carta Abierta

Por Tribuna Docente - 27 de Febrero, 2008, 16:15, Categoría: Universitarios

Cortes de gas en facultades, crisis edilicia generalizada, superpoblación en las aulas, falta de laboratorios y bibliotecas, aumentos en DOSUBA, docentes e investigadores que siguen trabajando gratis…
NI MEJOR NI EN BUENA RACHA
LA UBA ESTA EN CRISIS PRESUPUESTARIA, EDILICIA, ACADEMICA E INSTITUCIONAL

En una nota a doble página en un diario nacional las autoridades de la UBA declaran que las cosas están "bastante mejor" en la universidad y que "Estamos en una buena racha" (Clarín, 17/02).
Pero si fuera así, si como reza el título de la nota "la UBA salió del rojo", ¿cómo se explican los gravísimos problemas de infraestructura que ponen en riesgo la vida de docentes e investigadores en aquellas facultades donde la empresa Metrogas ya dispuso del corte de suministro (Ingeniería, Derecho y Medicina) a partir de comprobar que no está garantizada la seguridad? ¿Y en el resto de los edificios que no aprobarían la más elemental inspección de higiene y seguridad? ¿Tenemos que esperar un nuevo Río IV?
¿Cómo se entiende, entonces, la crisis edilicia de facultades y unidades académicas donde las clases se desarrollan en aulas precarias, antipedagógicas y hostiles a la salud de los docentes, estudiantes y no docentes? ¿Y donde los investigadores están en laboratorios sin gas para calefaccionar bioterios o para hacer funcionar los autoclave, con filtraciones de agua, sistemas eléctricos y equipos informáticos obsoletos?  
¿Cómo, nos preguntamos, se puede demorar desde hace tantos años (desde 2002) la conclusión del edificio para Sociales, la construcción de uno centralizado para Psicología o de sedes dignas para el Ciclo Básico Común? ¿Cómo se puede decir que "estamos en una buena racha" si, como reconoce el propio Secretario de Hacienda de la UBA, hay una claraboya gigante en Económicas que está a punto de derrumbarse y los patios del Nacional Buenos Aires están clausurados porque se cae a pedazos la mampostería de las cornisas?
¿Y el desastre del Clínicas, un histórico hospital modelo abandonado por la UBA y el Ministerio de Educación?
Nos preguntamos si en el diagnóstico optimista de las autoridades de la UBA figura la situación de los 17 mil docentes ad honorem que todavía siguen pagando para ir a trabajar e investigar. Por caso, los miles que están desempeñando tareas de docencia en los hospitales desde hace años sin cobrar un peso.
Nos preguntamos, también, si se consignan las suplencias de los cargos en licencia por maternidad o por enfermedades de largo tratamiento que no se otorgan porque implican "mayor afectación presupuestaria".
Si se consideran las jubilaciones compulsivas que llevan a los docentes a cobrar haberes que representan el 40% del salario que percibía como activo.
O la situación de Dosuba, nuestra obra social que depende de la UBA, que acaba de aumentar los coseguros de $0,50 a  $5, las visitas domiciliarias a $10 y un 100% las cuotas a los ad honorem, cuando las autoridades y el consejo de administración declaraban, ayer nomás, al asumir, que no había rojo, que las cuentas estaban bien, que estábamos también en esto en una buena racha.
Frente al cuadro de nuestra universidad –apenas apuntamos algunas de las situaciones que nos afectan más directamente en nuestro desempeño cotidiano- el plan 2008 de las autoridades consiste en reinstalar la UBA en la sociedad con… "el análisis del plan para el Riachuelo".
Y en avanzar en las "reformas en el Ciclo Básico Común" –¿para mejorar las sedes y las condiciones de dictado, para garantizar la estabilidad de los docentes y los cobros en tiempo y en forma de quienes dan clase en Escobar, para evitar la deserción, para otorgar licencias o cubrir suplencias por maternidad o enfermedad?- y del "Estatuto" -¿para democratizar de una vez por todas el gobierno universitario?-.
Ni plan ni programa –basta leer la nota publicada o recordar los temarios de las reuniones del Consejo Superior- para resolver la crisis presupuestaria y la emergencia edilicia de la Universidad de Buenos Aires. Ni siquiera una palabra para reclamar aumento presupuestario al Ministerio de Educación.
En este contexto, "reconstruir la autoridad" sólo puede significar la profundización del ajuste y la crisis de la UBA.
Una vez más, y a 90 años de la Reforma Universitaria, somos los trabajadores docentes quienes tenemos que profundizar la deliberación en todas las facultades en torno a un programa de reivindicaciones. Y preparar, junto con los estudiantes y los no docentes independientes de las autoridades, un plan de acción y movilización efectiva para salir de la crisis de la UBA.

AGD-UBA en Conadu Histórica - CTA

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog