Apuntes

CBC Merlo: AGD Informa

Por Tribuna Docente - 16 de Junio, 2008, 18:52, Categoría: Universitarios

UN GRAN TRIUNFO DE LA UNIVERSIDAD PUBLICA

Tenemos la enorme satisfacción de informar a todos los docentes y a toda la comunidad universitaria que en el día de ayer, en una reunión por la mañana con el Director del CBC, Lic. Laplagne con una delegación de los docentes de Merlo (profesores Marchini, Pierri y Porzio) junto a AGD UBA, y a las 15 horas en Conferencia de Prensa del Rector Rubén Hallú, fue anunciado que:
- Se inician las inscripciones para el segundo cuatrimestre en el CBC incluyendo a la Sede Merlo del CUM.
- Que se ha nombrado al personal administrativo, de limpieza y los serenos (en el día de ayer comenzaron a asistir a la Sede).
- Que se avanza en la firma de los convenios para sedes en la Zona Oeste.
 
La ejemplar y extraordinaria movilización de docentes, alumnos y padres del CUM, con el apoyo del pueblo de Merlo, de los docentes y alumnos de la UBA, el respaldo sistemático de la AGD UBA y de la FUBA han obtenido así un gran triunfo.
Sin ellos el CBC Merlo no estaría abierto, y miles de jóvenes verían privado su acceso a la Universidad Pública.
Saquemos las enseñanzas: por los edificios, por el presupuesto, por el salario, por los ad honorem.
Todos a la Semana de Movilización del 17 al 20 "A 90 años de la Reforma Universitaria la Conadu Histórica gana la calle"
El viernes 20 Gran movilización Nacional Universitaria de Congreso a Plaza de Mayo (Hoy enviaremos agenda de actividades).
 
Docente: Afiliate y participá en el único sindicato docente de la UBA: AGD UBA.
 
Publicamos a continuación la Conferencia de Prensa del Rector y un excelente e imperdible artículo de La Nación.
 
¡Felicitaciones colegas, estudiantes, padres de Merlo!
 
Comisión Directiva AGD UBA
Néstor Correa - Secretario General

UBA: garantizan la continuidad del CBC de Merlo
Lo dijo ayer el rector, Rubén Hallú. Anticipó que inscribirán para el 2° cuatrimestre.
RESPALDO. EL RECTOR DE LA UBA, RUBEN HALLU, AYER, EN LA CONFERENCIA DE PRENSA. NO SALIO SOLO A HABLAR DE LA CRISIS EN EL CBC DE MERLO. LO RODEARON TODOS LOS SECRETARIOS DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES.
Vamos a abrir la inscripción para el segundo cuatrimestre en el Ciclo Básico Común en todas las sedes, incluida la ubicada en Merlo", arrancó ayer el rector de la Universidad de Buenos Aires, Rubén Hallú, la conferencia de prensa citada en el Rectorado. En otras palabras, finalmente la UBA decidió cubrir el déficit de funcionamiento que desde el 27 de marzo arrastra esta sede por una disputa con la Municipalidad de Merlo.
Acompañado por todos los secretarios de la UBA y el director del CBC, Eduardo Laplagne, Hallú precisó que había dado "instrucciones precisas" para incorporar personal de limpieza, mantenimiento y seguridad del edificio. Pero aclaró: "La UBA va a hacer todo lo posible para garantizar el funcionamiento de la sede y luego le reclamará al municipio por los costos de su incumplimiento".
Esto se explica en un convenio que tiene 14 años de antigüedad por el que la municipalidad es responsable del mantenimiento del edificio y la UBA del pago de los docentes. Un pedido de la universidad para que Merlo se hiciera cargo también de los sueldos de los profesores fue la excusa que desató el conflicto.
El municipio sostiene que frente a su negativa había acuerdo con la UBA de que ésta se retiraba a otra sede. La universidad, en cambio, acusa a Merlo de haber cerrado el edificio días antes del inicio de clases. La UBA recurrió a la justicia federal que falló a su favor: dictaminó que se proporcionen "condiciones de habitabilidad" en la sede. Merlo también accionó contra Hallú.
"Ayer (por el lunes) fui citado a declarar en calidad de imputado por un fiscal de Morón, por usurpación y robo de energía eléctrica del edificio del CBC de Merlo", dijo Hallú. "Quiero denunciar ante la sociedad que las autoridades de Merlo cruzaron el límite", agregó el rector.
Como consecuencia, la UBA hizo un pedido de recusación al fiscal Aldo Acosta Argañaraz, a quien también denunció ayer por haber dejado entrar a la policía a la sede de Merlo. "Avasalló la autonomía universitaria", sostuvo Hallú. Y anunció que hoy presentarán un escrito planteando la incompetencia de la justicia ordinaria para dirimir un tema que afecta al rector de la UBA.
Hallú también se refirió ayer a los hechos del 28 de mayo cuando, con el argumento de defender la sede, un grupo de estudiantes y militantes políticos tuvo de "rehenes" durante dos horas al Consejo Superior de la universidad. Diferenció a "los que reclaman con justo derecho" de militantes políticos "que vaya saber a quién le son funcionales".
Previo a darle paso al secretario general, Carlos Mas Velez -quien hizo un racconto de los hechos de esta disputa-, Hallú declaró "el estado de alerta en la comunidad universitaria, ante el ataque que estamos sufriendo y que desde hace mucho no veíamos".



Martes 10 de junio de 2008 La Nación
El conflicto en la UBA: los docentes dictan materias en la sede tomada
Clases y colchones en el CBC de Merlo
Desde hace más de dos meses los estudiantes pernoctan para evitar el cierre de la sede; se turnan y reparten las tareas
En el aula ocho, pasando un cartel pegado al vidrio en el que se lee "villa cariño", dos estudiantes se desperezan en un colchón tirado en el piso, en un cuarto frío y casi vacío. En el pasillo que lleva al aula siete, las frazadas desordenadas de otros cuatro colchones hacen pensar que hasta hace unas horas algunos ocuparon esos lugares. Mientras tanto, minutos antes de que comience la clase de Sociedad y Estado, una alumna aprovecha para barrer el piso, como acostumbrada a esa tarea.
Este es el escenario atípico que desde hace dos meses se vive en el Centro Universitario de Merlo (CUM), que está tomado por los alumnos a raíz de un conflicto que la UBA mantiene con la municipalidad de Merlo.
No son más de 30 los estudiantes que pernoctan allí: se organizan para rotarse y distribuirse las tareas. Pero cada día son centenares los que se acercan para recibir clases y respaldar la toma.
A fines de marzo, cuando los 3500 estudiantes inscriptos se aprestaban a comenzar el Ciclo Básico Común (CBC) en la sede de Ricardo Balbín y Córdoba, la municipalidad de Merlo clausuró el establecimiento al alegar que el convenio que regía con la UBA desde hacía 14 años -por el cual la municipalidad aportaba el edificio y el mantenimiento de los servicios y la UBA pagaba el salario de los docentes- había sido rescindido.
Si bien la universidad reubicó a más de 1600 alumnos en otras sedes, unos 800 permanecieron en Merlo. Así, el centro está tomado y hasta hace unos días funcionaba sin luz y sin gas, hasta que el municipio restableció el servicio, que había interrumpido para desalentar la ocupación.
Los 24 docentes siguen dictando clases y la UBA reconoce la cursada. Además, instó, por resolución, a que la totalidad de los profesores realicen sus tareas en esa sede. Pero, por temor a que el municipio cierre el centro, estudiantes y padres se turnan para dormir y hacer guardias en la sede.
"Queremos una sede en el Oeste para estudiar. Puede ser en Morón o en Moreno, no estamos encaprichados con Merlo. Pero ir a Puán o a Ciudad Universitaria nos significa dos horas de viaje y nos imposibilita trabajar", explicó a LA NACION Cecilia Argüello, de 22 años, que estudia el CBC para la carrera de Trabajo Social.
"Desde el principio nos organizamos con comisiones de seguridad, de limpieza y de padres, y armamos cronogramas de emergencia para poder cursar todas las materias. Y limpiamos todos los días porque el personal no docente no viene nunca", añadió Javier Peralta, de 21 años, que estudia derecho.

Tiempo de replanteo
En el CUM, la dejadez de las instalaciones contrasta con las ganas de estudiar de los alumnos y con la avidez de enseñar de los docentes. Abrigados hasta el cuello, y con mantas compradas por algunos padres que se solidarizaron con los chicos, los estudiantes se sienten abandonados.
"Sinceramente me estoy replanteando si quiero estudiar en la universidad más «prestigiosa»", confesó Clara Silva, 20 años, que remarcó con ironía la última palabra. Y continuó: "Me reasignaron a Drago, fui dos veces, pero me sentí mal: tardaba casi dos horas en llegar y los profesores me decían que no había lugar para mí, que estaban saturados con clases de más de 100 personas. Estudiar, para muchos, es un sacrificio. Y esto lo empeora todo".
La profesora de biología Bernarda Díaz, una de las 25 que siguen dando clases en Merlo, reflexionó: "Cuando nos quisieron cerrar la sede, teníamos cientos de padres diciendo que no podían pagarles el boleto a sus hijos para que se trasladaran a otra sede, o que estudiar evitaba que fueran chorros. ¿Qué hacés frente a esa situación? Por eso nos quedamos".
Guadalupe de Paula, de 19 años, añadió: "No nos buscan sede, no vienen a limpiar y las autoridades no vienen a vernos". Junto a su compañera Clara, expresó que tienen miedo. "La policía viene sin patente y sin identificación. Acá en Merlo se manejan así. Y constantemente somos intimidados por hombres que merodean la zona con la cara tapada. Es obvio que son mandados por Raúl Othacehe [intendente de Merlo]", añadió Guadalupe. Esta afirmación se repitió entre todos los docentes y estudiantes consultados.

Por Nathalie Kantt
De la Redacción de LA NACION
Cronología
El intendente de Merlo dispuso en marzo el cierre de la sede donde se dictaba, desde hace 14 años, el CBC de la UBA
Los estudiantes, acompañados de muchos padres, desconocen la medida y tomaron la sede.
En abril, la UBA reubicó a unos 1600 alumnos.
Los estudiantes marcharon varias veces al Rectorado para pedir que se garantice la continuidad de la sede.
El 28 de mayo produjeron violentos incidentes y ocuparon el Rectorado. La protesta se repitió el miércoles último.
Link corto: http://www.lanacion.com.ar/1020052

Reproches mutuos y amenazas en la puerta
Martes 10 de junio de 2008 | Publicado en la Edición impresa
Mientras la Justicia ordenó al Municipio de Merlo "poner en condiciones el edificio" y reactivar la sede, el rector de la UBA, Ruben Hallú, anticipó que hoy anunciará medidas.
La universidad asegura que el municipio rescindió unilateralmente el convenio en marzo. La municipalidad, en cambio, dice que la UBA suspendió el acuerdo tras pedir sin éxito al intendente Othacehe que se haga cargo del pago de sueldos a los docentes.
"Nosotros no decidimos terminar el contrato. La UBA tenía todo arreglado para irse a Moreno y, cuando eso se trabó, nos tiró el fardo a nosotros", insistió a LA NACION el secretario general del municipio, Ricardo Giacomino.
"Tuvimos varias conversaciones con el director del CBC para discutir puntos del convenio, pero nunca la UBA puso eso como condición para continuar o rescindir el contrato", afirmó el secretario general de la UBA, Carlos Más Vélez.
Mientras LA NACION recogía testimonios en la sede, una estudiante asustada señaló, a los gritos, la entrada. Afuera, más de diez hombres con las caras tapadas por pañuelos y algunos con palos se habían parado en fila, a metros de la puerta de ingreso a la sede. Algunos estudiantes se amontonaron en la entrada principal y en las ventanas, y otros corrían a "reforzar" la seguridad de un ingreso trasero con una montaña de pupitres y mesas para impedir la entrada.
Minutos más tarde, apareció la policía. El encargado del operativo justificó que el abogado del municipio estaba por llegar y había pedido refuerzo policial. Cuando se le preguntó por la actitud intimidante de esos hombres, que ya se habían retirado, el policía dijo no haberlos visto y explicó que los pañuelos que tapaban sus caras quizá se debían al frío. 

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog