Apuntes

Carta Urgente a los Estudiantes Secundarios

Por Tribuna Docente - 26 de Junio, 2008, 18:28, Categoría: San Martín/ Tres de Febrero

SIN ORGANIZACIÓN, NO HAY SALIDA

¿Los estudiantes secundarios de San Martín y Tres de Febrero tienen algo que decir frente a la situación de las escuelas en ambos distritos?
Faltan estufas, no hay gas, las ventanas están rotas, las malas condiciones edilicias no necesitan ser comentadas.
Lo primero que todo estudiante secundario (y todo docente) debe saber es que el abandono de los establecimientos públicos de educación no es casualidad. Es fruto de una política consciente, desde el gobierno nacional hacia abajo, que considera que la educación y la salud públicas no son prioridad.  Sí son prioridad el pago de la deuda pública, los subsidios al empresariado nacional y el propio estímulo a la educación privada.
No por ser pibes debemos ignorar el fabuloso negocio de las escuelas privadas, que reciben subsidios que cubren íntegramente el salario de sus docentes y en el caso del clero no pagan impuestos al estado por los inmuebles que utilizan. Y no por ser pibes debemos ignorar que el estímulo al negocio capitalista de la enseñanza, como en el caso de la salud, lleva a una educación de excelencia para los que puedan pagarla y una educación “asistencial” para “los otros”.
Reconstruir los centros de estudiantes (y unirlos)
Lo segundo que debemos saber es que si no nos organizamos este plan siniestro de demolición de la educación pública seguirá adelante.
¿Qué significa organizarse? Emprender la construcción urgente de los centros de estudiantes y unirlos en una federación.
Organizar los centros de estudiantes, como lugares de deliberación y lucha, no solo por el gas y la reconstrucción de los edificios sino por el conjunto de lo que significa una educación laica, gratuita, científica y universal.
En lo inmediato, hay que hacer lo elemental.
Una minoría de estudiantes y docentes, cansados de estar en el aula emponchados como si estuviésemos dentro de un freezer, han salido a la calle a pelear ya no para tener un banco en una escuela, sino para tener las condiciones mínimas para educarse.
En cada colegio se exigió a las autoridades que hagan algo y se llegue a una solución. Y en algunas escuelas - Emilio Mitre, EEUU, Vera Peñaloza, Alemania, Perito Moreno, Comercial Ballester – se decidió la movilización al Consejo Escolar.
Esas movilizaciones masivas se hicieron en diferentes días, y los colegios se manifestaron por separado. Ahora es el momento de coordinar y discutir, entre los distintos colegios que tenemos que hacer los estudiantes secundarios, para defender nuestra educación. De denunciar que ponen 2 o 3 trabajadores un par de días, y cuando dejamos de reclamar, los mandan a hacer el teatro a otra escuela, nos dicen que las obras se terminarán en 60 días, pero para ese momento estará por empezar la primavera, y tendremos que exigir ventiladores,
porque en noviembre y diciembre, nos morimos de calor!!!    
Nosotros somos la Unión de Juventudes por el Socialismo, una agrupación de jóvenes luchadores que nos organizamos en todo el país, en ella militamos jóvenes del PO, jóvenes independientes y agrupaciones de colegios, terciarios y universidades, que coincidimos en la lucha por la educación pública, gratuita y de calidad.
Proponemos formar centros de estudiantes, independientes de las autoridades y el gobierno nacional y/o municipal, y de los partidos que representan este régimen.
Necesitamos centros de estudiantes que impulsen asambleas, y delegados por curso, y así entren todos poder impulsar un plan de lucha hasta conseguir el gas, los ventiladores en verano, las mejores edilicias, un salario digno para los docentes, todo esto como parte de la lucha por la educación pública, gratuita y de calidad, y de una reorganización de la sociedad sobre nuevas bases sociales.
A los noventa años de la reforma universitaria, la reconstrucción de los centros de estudiantes será nuestro mejor homenaje.

Unión de Juventudes por el Socialismo

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog