Apuntes

Repudiemos la Entrega de Baradel

Por Tribuna Docente - 3 de Octubre, 2008, 0:01, Categoría: Buenos Aires

ARREGLARON POR 11 PESOS MENOS DE BASICO

En la propuesta inicial de Oporto, que los docentes rechazaron, el aumento al básico ofrecido era de 107 pesos. Con la "propuesta superadora" que aceptó Baradel, ese "aumento" se redujo de 107 a 96 pesos.
En segundo lugar, las bonificaciones reciben un aumento que no compensa esa reducción, esencialmente porque las bonificaciones no computan para el cálculo de la antigüedad, ni ruralidad, etc. La burocracia es enemiga del blanqueo, con las bonificaciones inventó el "básico conformado", achatando la pirámide salarial, en un acuerdo estratégico con el gobierno. Así, siguen las cifras en negro.
En tercer lugar, se mantienen los descuentos de los tres primeros paros; y en cuarto lugar, se ratifica la extensión del ciclo lectivo hasta el 19 de diciembre.
Así, el básico del índice 1, preceptor-profesor, pasa a 725 pesos, y el de un maestro de grado a 787 pesos, sin las bonificaciones, con un salario inicial de 1.450 pesos. Básico y salario de indigencia y de pobreza, respectivamente.
Este "aumento", según informaron gobierno y burocracia, sería del 12,5 por ciento, es decir, medio punto más que la primera propuesta, la mitad de lo que los gremios pedían como piso mínimo.
Pero el gobierno, en cuanto al básico, se ahorra 11 pesos en la remuneración de un docente sin antigüedad con respecto a la primera propuesta y 22 pesos en la de un docente con 20 años de antigüedad. Con ese dinero que el gobierno se ahorra, financia el aumento o parte del aumento de las bonificaciones por función. El resto de ese 0,5 por ciento de diferencia con la propuesta inicial lo absorbe con los descuentos de los tres primeros paros.
La entregada de Suteba, además, es un golpe enorme a la lucha de los docentes de la Ciudad de Buenos Aires que, ante la negativa de Macri a dar aumento, van a un paro de 48 horas.

Primeras líneas para un balance
Los dos meses de conflicto tuvieron como motor la voluntad de la docencia de salir a quebrar los topes salariales de comienzos de año. A pesar de la entrega de Baradel y Petroccini, los docentes impusieron la reapertura de la paritaria salarial de uno de los gremios más importantes por su impacto en el conjunto de la población.
Las idas y vueltas para arreglar una salida entre la burocracia y el gobierno le produjeron a Scioli una de las principales crisis políticas de su gobierno, al punto de que estuvo en jaque la cabeza del ministro Oporto.
La burocracia sindical jugó al desgaste y a encapsular la lucha alrededor del 12 por ciento ofrecido por Scioli, lo que ratifica la justeza del planteo de Tribuna de que para quebrar la política de ambos había que avanzar hacia la huelga general.
En ese camino de profundizar la lucha fue vital el papel de los Suteba combativos, que buscaron por todos los medios que la base docente tomara en sus manos la lucha, impulsando la deliberación de delegados de escuela y la extensión de las medidas de fuerza.
Un gran límite en ese camino de fortificar a la base docente para superar los escollos burocráticos fue la negativa de la Azul y Blanca de integrar a sus seccionales en una acción común. Nunca aceptaron la realización de un encuentro público de comisiones directivas, congresales y delegados de escuela con mandato de toda la oposición para impulsar la lucha. Se realizaron cuatro reuniones para coordinar acciones. El resultado de las tres primeras fue la negativa de la Azul y Blanca a sacar siquiera un comunicado conjunto. En la cuarta, directamente estuvieron ausentes.
Ahora está planteado organizar el rechazo a esta entrega, la lucha por la defensa de los días caídos y recrear las condiciones para retomar la lucha salarial cuanto antes.

Daniel Sierra


LAS CIFRAS DE LA ENTREGA
La primera propuesta acordada entre el gobierno y la burocracia del Frente Gremial, rechazada por la docencia, implicaba sólo 107 pesos nuevos al básico, es decir que no provenían de ningún blanqueo de sumas. Implicaba un aumento de 6,5% (84 pesos) al preceptor sin antigüedad y un 8,2% (106 pesos) al maestro sin antigüedad. En el caso de los profesores sin antigüedad, el aumento por 10/12 módulos de ESB/EPB era de 84 pesos, o sea un 9,26%.
La segunda propuesta, que fue votada en asamblea en Suteba y rechazada por el gobierno, implicaba 100 pesos nuevos al básico, más 10 pesos provenientes de la suma remunerativa bonificante por antigüedad de 20 pesos, quedando ésta en 110 pesos. Esta propuesta implicaba un retroceso en cuanto al aumento del básico; mientras en la primera propuesta eran 107 pesos nuevos, en la segunda eran 100 pesos nuevos (un retroceso de 7 pesos) aunque se agregaban otros 10 pesos que se blanqueaban de otra bonificación remunerativa. Lo que mejoraba la propuesta para levantar el miserable 6,5 y 8,2% de aumento a preceptores y maestro sin antigüedad, respectivamente, era el aumento de la bonificaciones por función (50 pesos de aumento de bolsillo para todos los cargos y escalafones). Este aumento al básico más el aumento del porcentaje de las bonificaciones por función levaban el aumento al sueldo inicial del PR a 10,85% y del MG/MI a 12,55%.
En el caso de los profesores, además de ser igual al preceptor, se agrega que la bonificación remunerativa de 77 pesos cada 15 módulos de EPB/ESB será cada 10 módulos, o sea un aumento de 25,66 pesos cada 10 módulos.
La tercera propuesta que destrabaría el conflicto, según el gobierno y la burocracia del Frente Gremial, sería un aumento del básico en 96 pesos nuevos y 14 pesos de blanqueo de la bonificación remunerativa por antigüedad de 120 pesos quedando ésta en 106 pesos (120 - 14 pesos).
Esta propuesta no modifica prácticamente en nada el porcentaje de aumento al sueldo inicial de PR, MG/MI y profesores, pero disminuye el aumento a los de mayor antigüedad porque mientras la primera propuesta era de 107 pesos nuevos al básico implicaba otros 107 pesos por antigüedad a los que tenían escalafón de 20 años (100%), por ejemplo; mientras que en la segunda propuesta eran 100 pesos nuevos al básico implicaba otros 100 pesos por antigüedad a los que tenían escalafón de 20 años (100%) (los restantes 10 pesos de blanqueo -que completaban los 110 pesos - ya provenían de una bonificación por antigüedad, o sea que en términos de antigüedad es lo mismo que estén en el básico o que sigan como bonificación) y en la tercera propuesta el aumento al básico era de 96 pesos como cifra nueva y citando el mismo ejemplo de docentes con 20 años de antigüedad implican otros 96 pesos; es decir, 11 pesos menos que en la primera propuesta (107 pesos) y 4 pesos menos que en la segunda propuesta (100 pesos). Es decir que el gobierno, en cuanto al básico, con respecto a la primera propuesta se ahorra 11 pesos de básico de un docente sin antigüedad y 22 pesos de un docente con 20 años de antigüedad. Con ese dinero que el gobierno se ahorra (siendo la burocracia cómplice y coautora de esta patraña), financia el aumento o parte del aumento de las bonificaciones por función, es decir que la redistribución de la masa salarial de los 1.500 millones de pesos está presente en esta tercer propuesta aunque puede ser que el gobierno tenga que agregar unos pocos pesos más. Los cálculos de este párrafo están hechos sin los descuentos de Ioma e IPS.

Rodrigo Amoros
o

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog