Apuntes

Docentes de la Ciudad

Por Tribuna Docente - 14 de Marzo, 2009, 9:28, Categoría: Capital

¡QUE DECIDAN LOS MAESTROS!

El paro del 2 de marzo en la Ciudad ha sido contundente. Macri ofreció llevar el salario inicial a 1.510 pesos, 20 pesos sobre el mínimo nacional, lo que representa un aumento del 7% respecto del inicial actual. Para las demás categorías, ofreció una suma fija de 55 pesos, a cobrar a partir de mayo. Se trata de una provocación. El gobierno, además, lanzó una campaña de mentiras, publicitando un "aumento" del 17%. Durante el transcurso del paro, se realizó una fuerte movilización a la Jefatura de Gobierno.

Macri sostiene que no puede otorgar aumentos. Miente nuevamente: la Ciudad es la cabecera económica del país, donde se encuentran las sedes de todos los monopolios industriales, comerciales y  financieros. Pero el macrismo coloca el presupuesto de la Ciudad al servicio de los grandes contratistas y del enriquecimiento personal de los funcionarios.

Al abordar el paro, tanto en el plenario de delegados de UTE -con más de 100 delegados-, como en la asamblea de Ademys, la novedad fue una tendencia en los mandatos a exigir un plan de lucha con paros progresivos, hasta la huelga por tiempo indeterminado.

La burocracia Celeste de Eduardo López tomó nota de este estado de ánimo. El mismo día del paro, declaró que convocaría a parar a partir del 9 si no existía una propuesta salarial superadora. Un sector de la Celeste, incluso, presentó mandatos con paros progresivos. Sin embargo, dos días después Macri convocó a los gremios y se comprometió a hacer una oferta... en una semana. Frente a esto, y sin preguntarle a nadie, la Celeste levantó cualquier medida de fuerza y se decidió a esperar la nueva oferta. Han formado, entonces, una comisión entre el gobierno y los gremios para cerrar una oferta.

En vez de apoyarse en las tendencias combativas de la docencia para desarrollar un plan de lucha por un aumento acorde con las necesidades docentes (debería ser de un 30%), la burocracia se ha servido de una reunión dilatada en el tiempo para disponer una tregua. Preparan el terreno para un acuerdo contra los docentes.

Ademys rechazó la tregua, convocando a asamblea el día después del paro. La asamblea reflejó un rechazo al acuerdo de Macri y el resto de los sindicatos. Una cantidad de mandatos exigió parar los días 9 y 10. Finalmente, se definió postergar las medidas de lucha para después de la mesa salarial del miércoles 12.

Ningún acuerdo puede ser firmado a nuestras espaldas, por fuera de una asamblea general del gremio. Desarrollemos asambleas por escuela y distrito para fijar los montos del reclamo y los métodos para obtenerlos. Tenemos todas las condiciones para desarrollar un plan de lucha por el 30% de aumento salarial.

Juanelo

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog