Apuntes

Pablo Krahulec, de la Agrupación "Arte en Lucha" de Cipolletti

Por Tribuna Docente - 16 de Abril, 2009, 12:31, Categoría: Río Negro

"CONTINUIDAD DE LA LUCHA"

Durante todo el conflicto docente en Río Negro, el gobierno llevó adelante toda una serie de amenazas y ataques a nuestros compañeros: hubo desde judicializaciones por cortes de ruta (más de 100 compañeros en la provincia) hasta golpizas en el caso de El Bolsón por parte de la policía y de punteros radicales. En la misma línea, después del cierre del primer capitulo del conflicto, los medios han dado lugar a distintos ataques contra activistas y luchadores de toda la provincia, refiriéndose a ellos como "duros" o "inorgánicos", en un intento de cargar las tintas sobre el activismo. La unidad lograda por los distintos sectores que tiene nuestra organización es lo que la hace, hoy, un ejemplo a seguir por los y las trabadores/as en la lucha por el salario y nuestras conquistas. Entrevistamos a Pablo Krahulec, de la agrupación "Arte en Lucha" de Cipolletti, una de las que el diario Río Negro define como "inorgánicos".

- ¿Qué conclusión tenés del desarrollo y el cierre de este conflicto?

- El conflicto se fue desarrollando de abajo hacia arriba por los tantos años de una cierta inacción por parte del gremio. Esto posibilitó un conflicto por más de 40 días. El saldo positivo es que el conjunto de los docentes tomó como arma de lucha métodos propios de los trabajadores. No sólo con un paro por tiempo indeterminado sino también siendo concientes que se ganaba en la ruta.

Uno de los problemas que atravesamos fue cómo el gobierno provincial en consonancia con el nacional, dispuso de todos los mecanismos para boicotear la lucha y desconocer el conflicto.

El gobierno no solamente se unificó en los tres poderes sino que llevó adelante un terrorismo mediático, pretendiendo llevar adelante teorías que legitimaron el genocidio en Argentina.

El conjunto resistió a esto e incluso tomó una decisión histórica como la de rechazar una resolución judicial que nos obligaba a volver a las aulas (‘mandamus'). Como aspecto negativo, se da el cierre del conflicto en donde la conducción gremial, a través de maniobras, cerró por arriba el conflicto.

Esto abre la posibilidad de que la mayoría de los docentes durante el año tengamos la perspectiva y la responsabilidad de continuarlo. Obviamente, esto va a depender de la organización que nos demos.

- Nosotros vemos la necesidad de conformar un frente anticapitalista ante una burguesía que pretende que la crisis la paguemos nosotros.

- Uno de los saldos positivos fue que el corte de Chichinales lo sostuvimos los trabajadores de base, y permitió coordinar ciertas acciones y políticas. De acá en adelante, es la tarea que debemos profundizar con las diferentes agrupaciones y compañeros no agrupados para llevar adelante una perspectiva.

Claudia Quinteros

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog