Apuntes

Elecciones de Suteba

Por Tribuna Docente - 21 de Junio, 2009, 18:15, Categoría: Buenos Aires

NUESTRO BALANCE

La burocracia de Baradel y Yasky ha ganado, en las recientes elecciones del Suteba, tres seccionales de manos de la oposición: Lomas de Zamora y General Sarmiento; y la seccional de Esteban Echeverría-Ezeiza, de su ex socio PCR-Azul y Blanca.

Contradictoriamente, en esas regionales y en el grueso de las seccionales del conurbano, en las que se concentra la inmensa mayoría de los docentes de la provincia y del Suteba, la Celeste es una minoría. Las elecciones no marcan de ningún modo un avance de la burocracia Celeste entre los docentes. Hubo una fuerte intervención del aparato de educación del Estado, e incidió la división de la oposición. Un ejemplo claro de lo primero fue la votación masiva del cuerpo de funcionarios de la DGC y E en todos los distritos comprometidos, desde los jefes regionales y distritales hasta todos los "órdenes técnicos".

En las regionales de los Suteba combativos, por ejemplo Lomas de Zamora, General Sarmiento y La Plata, formó una suerte de sindicato paralelo para atender los centros de salud y a los jubilados, y ahogar financieramente a esas seccionales. Con los peores métodos de la burocracia sindical, la rama docente bonaerense de la burocracia de la CTA, fue armando un verdadero aparato de sabotaje a la actividad gremial de los Suteba combativos.

La Directiva provincial infló y adulteró alevosamente los padrones, incluyó "alfabetizadores" (fantasmas), trasladó afiliaciones de una seccional a otra, con el apoyo alevoso del Ministerio de Trabajo y de sus veedores. El fraude no fue mayor por la inmensa campaña realizada por los Suteba combativos, lo cual llevó, naturalmente, días de esfuerzo y desgaste.

Los votos celestes tienen además el sello de la cooptación política: sectores que en el pasado se habían presentado como opositores, como Patria Libre y el Partido Comunista, marcharon con la Celeste para erradicar a los Suteba combativos.

Como resultado de esta cooptación, el PC y Patria Libre (en Sarmiento), el PD, la Scalabrini Ortiz (duhaldistas) y Hacha y Tiza (en Lomas), y de las "4 P" en La Plata apoyaron a la burocracia de Baradel.

Divisionismo

La burocracia tuvo en estas elecciones un aliado adicional. El PCR (Azul y Blanca) - MST (Alternativa Docente), las listas vinculadas con el "gandolfismo" (por el secretario general de Bahía Blanca), que dividieron a la oposición en todos los distritos en los que actuaron. De este modo, la burocracia pudo triunfar a pesar de ser minoría. De la Lila emigraron hacia el frente multicolor numerosos sectores disconformes con el manejo de la lista por parte del PCR y el MST - aliados naturales del frente sojero. Para uno y otro, el ‘mal menor' era el triunfo de la burocracia, pues consideraron a la Multicolor su enemigo principal.

De la Lila residual emigraron sectores hacia la burocracia celeste, lo que provocó una enorme crisis en el propio PCR, pues éste había colaborado con Baradel durante muchos años. A raíz de este ‘retorno a las fuentes', el PCR perdió dos de sus cuatro sindicatos y solamente logró retener un tercero por escaso margen. Como consecuencia de esta política de derrotismo hacia la burocracia, el MST ha desaparecido de Suteba, como ya ha desaparecido de la universidad. Sin este divisionismo, la Celeste hubiera salido derrotada.

    * En La Matanza, la Celeste obtuvo 1778 votos, contra 1266 de la Lista Violeta-Marrón- Verde, encabezada por Tribuna Docente; y 554 de la Azul y Blanca-Lila, compuesta por el PCR y el MST. La burocracia evitó así una derrota mortal. Una cuarta lista, la Gris, sacó 455 votos. Es decir, casi el 60 por ciento de la docencia votó contra la Celeste.
    * En San Martín, la Celeste ganó con 624 sufragios, contra 393 de la unidad Multicolor. La lista divisionista del MST-PC-Gandolfo obtuvo 230 votos.
    * En Esteban Echeverría-Ezeiza, la Celeste ganó por 411 votos contra 402 de la Azul y Blanca, que rechazó la propuesta de unidad que le hizo la combativa Lista Verde; la Verde obtuvo 282 sufragios. Una lista unitaria de la oposición hubiera retenido ampliamente el sindicato, hoy recuperado por Baradel a costa de la Azul y Blanca y en contra de la voluntad mayoritaria de la docencia.

Pero quizás el caso más claro es el de La Plata, donde a pesar de la división instrumentada por el PCR, el MST y Gandolfo (o sea dos divisiones) ganó la lista encabezada por Tribuna Docente. Allí, la Celeste sacó 351 votos, contra 978 de las tres listas opositoras.

Una tarea inmediata de todos los sectores combativos (de la docencia y de todo el movimiento obrero) es la defensa del Suteba la Plata contra el intento de Baradel y de Yasky de desconocer y/o intervenir la seccional, a pesar de haber sido derrotados categóricamente.

La Plata, un ejemplo a seguir

En La Plata, la seccional con más arraigo de masas de la oposición, la política impulsada por Tribuna Docente logró encarnar en la mayoría del activismo con su voto a favor de la Rosa-Roja-Marrón.

En la capital de la provincia de Buenos Aires, la Celeste ha sufrido una derrota histórica. La docencia ha ratificado al Suteba combativo encabezado por Amelia García, de Tribuna Docente, señalando cuál es el futuro a seguir.

Los docentes de La Plata votaron la defensa de un programa de lucha y de una conducción que actúe con absoluta independencia política del Estado y de la burocracia sindical. El golpe de la burocracia de Baradel es tan grande que aún no lo pueden digerir y ahora, después de haber perdido, no quieren reconocer la humillante derrota que le propinaron los luchadores docentes.

En el plano provincial, la Multicolor hizo una importante elección, a pesar de que una serie de sectores que integraron listas multicolor en varias seccionales, como Convergencia de Izquierda, independientes de Hurlingham, el Mortero y la 4 de Abril, de Lomas, etc., llamaron a votar indistintamente a cualquiera de las listas opositoras a la Celeste, lo que produjo una natural confusión en las seccionales.

En este marco, la Multicolor, de acuerdo con los datos oficiales de Suteba, obtuvo el 11 por ciento de los votos contra el 13 de la Lila. En los distritos del conurbano (ámbito de la oposición), los votos se reparten en partes iguales.

La votación a las listas antiburocráticas que integró Tribuna Docente fue muy importante. Hubo un importante triunfo en Escobar; la lista de Almafuerte y Tribuna Docente ganó una seccional históricamente conducida por la Azul y Blanca.

En Lomas, 606 compañeros votaron a la Multicolor, y en Sarmiento 929 (se perdió por 98 votos). Elecciones igualmente importantes fueron las de Hurlingham (se perdió por 68 votos), San Martín (en el distrito de Tres de Febrero la Multicolor salió primera), Esteban Echeverría-Ezeiza (La Verde ganó en el distrito de Ezeiza), etc. Sumados los votos opositores en los principales distritos del conurbano, superan a la celeste.

En este proceso electoral Tribuna Docente progresó en todos los distritos, fuimos parte de listas en 23 seccionales. Se ha producido un salto histórico en la obtención de fiscales y se han sumando más compañeros.

La elección convirtió a Tribuna Docente en la principal agrupación provincial opositora

Repetimos: una tarea inmediata de todos los sectores combativos (de la docencia y de todo el movimiento obrero) es la defensa del Suteba la Plata contra el intento de Baradel y de Yasky de desconocer y/o intervenir la seccional, a pesar de haber sido derrotados categóricamente.

Equipo de Tribuna Docente

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog