Apuntes

Contra la Irresponsabilidad de las Autoridades

Por Tribuna Docente - 13 de Julio, 2009, 13:14, Categoría: Buenos Aires

UN SUTEBA PARA LA LUCHA

En distintos puntos del Gran Buenos Aires y en La Plata se han producido rebeliones de trabajadores de la educación y de otros sectores contra la irresponsabilidad de las autoridades frente a la pandemia de gripe. He aquí una síntesis de lo sucedido en Escobar, Marcos Paz y La Plata.

Escobar: forzamos la suspensión
En la comisión directiva electa del Suteba Escobar (Lista Verde-Rosa), decidimos tomar el toro por las astas e ir el 29 de junio a entrevistarnos con las autoridades del distrito – Consejo Escolar e inspectores de ramas–  para exigirles que, ante la gravedad de la situación sanitaria, se debía tomar la resolución de suspender de inmediato las clases en el distrito.
Después de varias idas y venidas, logramos una reunión en la que participó el secretario de Salud municipal. Allí reiteramos la urgencia de resolver la suspensión distrital. Finalmente, se votó suspender las clases en el distrito a partir del 30 de junio.

Este resultado fue la conclusión de una clara decisión, que los compañeros de Tribuna Docente impulsamos y acompañamos como parte de la nueva directiva en Escobar, respondiendo a las necesidades planteadas por los compañeros docentes.

Claudia Consiglio (secretaria gremial, Suteba Escobar)

Marcos Paz: sublevación docente
El lunes 29, todos los trabajadores tomamos conocimiento de las medidas dispuestas por el gobierno nacional y los provinciales sobre la gripe A. El martes 30 de junio se realizó una reunión entre la inspectora jefa distrital, Mabel Macario; el secretario de Salud, Héctor Olivera; y los directores de los establecimientos educativos del distrito, convocada antes de las elecciones y de los anuncios del gobierno.

Mientras los directores esperaban el anuncio de medidas concretas disponiendo el cierre de las escuelas a partir del mismo martes, a sabiendas de que para esa semana se calculaban unos 400 casos en el distrito, las autoridades locales intentaron realizar lo que habían preparado el 26 de junio: una charla informativa sobre la prevención y el seguimiento que deberían tomar los maestros y directores sobre los casos detectados de gripe en las escuelas.

La reunión "informativa" se transformó en una asamblea que deliberó sobre el cierre de los establecimientos en el distrito.

Las escuelas se sublevaron en el momento: docentes y directivos realizaban asambleas con el turno mañana, les pedían a los padres de nuestros alumnos que no llevaran a sus hijos, y al turno tarde le pedían que se los llevaran y no volvieran a traerlos hasta el cese de la emergencia.

Los trabajadores de la educación explicaban la vergonzosa posición de la jefa distrital y del secretario de Salud, y comenzaban a organizarse para brindar los contenidos pedagógicos que se entregarían para las dos próximas semanas y la entrega de viandas o alimentos secos en reemplazo de los comedores.

El miércoles 1º, la mayoría de los establecimientos primarios ya estaban vacíos de chicos. Las escuelas medias ni siquiera tenían docentes y por la tarde la inspectora de ESB reunía a los directores de esos establecimientos para informar novedades sobre esta situación.

Con estupor, la mayoría de los directores escuchaban a la inspectora Baluch decir que durante la semana del 6 al 17 de julio todos los directores y personal auxiliar deberían estar presentes en el establecimiento haciendo guardias.

Como nunca, esto generó una segunda sublevación y la organización se desarrolló en el momento. Los directores desoyeron la indicación peligrosa, negligente y genuflexa de la superior presente, rechazaron su criterio y avanzaron en el cierre del establecimiento.
Una hora más tarde, el municipio declaró la emergencia sanitaria en todo el distrito y el cierre de todos los establecimientos educativos.

Tribuna Docente Marcos Paz

Rebelión en La Plata
En la Universidad de La Plata se cerraron las facultades sólo para los estudiantes y docentes, pero el rectorado obliga a asistir a los trabajadores no docentes.

En la semana que pasó, los reclamos en hospitales, facultades y en todas las dependencias del Estado tomó forma de asambleas multitudinarias. En ATE hubo un plenario con más de cien delegados, lo mismo en el Suteba La Plata. Los trabajadores no docentes de las facultades de Bellas Artes, Exactas e Ingeniería impusieron prácticamente el paro y la no asistencia a sus lugares de trabajo. También en la Torre I se unieron los trabajadores municipales y ministeriales para no atender al público y cerrar las reparticiones.

Los trabajadores se unifican y reclaman el cierre de todas las reparticiones, y desinfección en los hospitales. Los becarios reclaman el pase a planta permanente, insumos y ropa de trabajo.

El gobierno de Scioli, ante el reclamo de medidas sanitarias en el 0800 de la agencia de recaudación de la provincia (Arba), respondió con 18 despidos de trabajadores contratados.
Los sindicatos estatales, ATE y UPCN no han tomado ninguna medida. ATE se limitó a reenviar la circular del gobierno, pero no ha emprendido ningún plan de acción, ni programa que organice a los trabajadores en defensa de la vida contra la pandemia. La CGT recién está redactando un proyecto de ley para el cese de actividades en los lugares de trabajo privados, que con suerte estará listo el lunes 6...

La noticia de tapa del diario El Día del viernes 3 de julio es el aumento de la cuota de las prepagas en un 19%. Una locura: en medio de la pandemia se atreven a semejante medida, y ninguna autoridad piensa detenerlo.

El Partido Obrero se movilizó junto con los docentes y estudiantes de la Fulp hacia el ministerio de Salud, la inusitada represión no pudo detener la movilización y finalmente terminaron otorgando algunos insumos a los docentes del Suteba.

Los trabajadores tendremos que tomar en nuestras manos las medidas contra la pandemia. El comité de crisis convocado por los docentes debe extenderse al conjunto de los laburantes, no docentes de la UNLP, estatales, trabajadores de los hospitales, padres y alumnos. Por el aumento inmediato del presupuesto de salud bajo el control de los trabajadores de los hospitales. Colocar el sistema de salud privado en manos públicas. Incorporación del presentismo al básico. Que los salarios se paguen al ciento por ciento en caso de suspensión de actividades. Cierre total de las facultades de la UNLP, y de toda la repartición pública hasta el 3 de agosto. Pase a planta de todos los trabajadores precarizados de hospitales y ministerios. Mejora en la calidad de los bolsones de los comedores.

Impulsemos asambleas en las barriadas, con elección de delegados para el comité de crisis del Suteba por una gran movilización en defensa de la vida de la población.

Laura Kohn

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog