Apuntes

ISSN: Que se Pague la Deuda en Pesos

Por Tribuna Docente - 24 de Octubre, 2009, 12:52, Categoría: Neuquén

MIERCOLES 28/10 TODOS AL PARO Y MOVILIZACIÓN

Al asumir Jorge Sapag emitió una serie de bonos (Tiprodeu), que servirían para cancelar la deuda a proveedores, un “muerto” que le habría dejado Sobisch. Esos bonos fueron aprobados por la Legislatura, figurando en su destino el pago de deudas a los proveedores.

Ahora Jorge Sapag presentó un proyecto para agregar que esos bonos sirvan para saldar dudas con municipios y otros organismos.

En estos días, la intendencia de Neuquén anunció que aceptarían esos bonos para cancelar deudas con ISSN, quien a su vez los utilizaría para cancelar sus deudas con los prestadores.

Es evidente que los prestadores rechazarán esos bonos, como ya lo rechazaron los proveedores. ¿Para qué querría el ISSN esos títulos?. La respuesta cae de maduro, para malvenderlos (con la pérdida consiguiente de fondos y el negociado de algún banco) y conseguir fondos para pagarle a los jubilados o para pagar los salarios de sus empleados.

Pero sin asegurar que alcance el efectivo para que los prestadores sigan atendiendo las consultas médicas de los afiliados.

Hay una cuestión que es elocuente: a nosotros nos descuentan del salario en pesos, pero la provincia entrega bonos, financiando así sus deudas con el salario de los trabajadores a tasa cero. Es el mismo método que usó el gobierno nacional cuando echó mano de los fondos del Anses para salvar a sus amigos empresarios.

  • Nos descuentan en pesos, que se salde la deuda con ISSN en pesos.
  • Ningún recorte de prestaciones.
  • Por un congreso de base de la CTA.



Noticias de los Medios
ISSN podría financiar parte del déficit del Estado.

El administrador lo confirmó frente a los diputados. Aceptaría bonos por hasta un total de $100 millones.

Berenguer realizó ayer un pormenorizado informe frente a los legisladores provinciales. 

NEUQUÉN (AN).- El presidente del Consejo de Administración del ISSN, Marcelo Berenguer, blanqueó el tope que aceptará la obra social estatal de los bonos que piensa emitir el gobierno para cancelar deuda: 100.000.000 de pesos.

"Ese es el límite", dijo, y remarcó que en esas condiciones el funcionamiento estará condicionado a que todos los acreedores comiencen a cumplir a rajatabla con los aportes mensuales. "Si no, esto va a terminar muy mal", advirtió.

La referencia de Berenguer fue a los Títulos Provinciales de Deuda (Tiprodeu) que la Legislatura convalidó emitir hasta 150 millones de pesos en 2008 para pagar deuda heredada con los proveedores, pero que la actual gestión sólo pudo colocar cerca del 30%.

La conformidad del administrador abre la puerta a que la obra social absorba parte del déficit del Estado a partir del ahorro financiero de los últimos dos ejercicios.

Alternativa
"No es la mejor manera, pero si no hay otra alternativa, estamos dispuestos", dijo. También aclaró que un beneficio de recibir los títulos sería que el 25% vence el año próximo, lo que le pondría fecha de cobro a la deuda.

Esa opción, según se explicó en el informe que realizó Berenguer frente a diputados provinciales, dejaría al ISSN a merced de la capacidad de pago de los principales deudores, entre ellos la administración central del gobierno provincial, municipios y entes descentralizados.

Lo graficó Berenguer, que frente a la colocación de títulos que prepara el gobierno, dijo que en caso de recibirlos, "lo que sí necesitamos es que nos empiecen a pagar todos los meses, porque con el estiramiento en la cadena de pagos todo va a terminar muy mal".

La suma que informó el administrador surge de la deuda que el ISSN no cobró en ejercicios anteriores y que, al haber sobrellevado la situación con otros fondos, no la harían exigible en forma inmediata.

Coincide, además, con la posibilidad de emisión que tendría el gobierno provincial, según la ley aprobada el año pasado y que pretende modificar para pagar, no ya deuda heredada, sino la generada en la actual gestión.

Depositario final
¿Quiénes recibirían los Tiprodeu? Proveedores, municipalidades y entes descentralizados. Estos, a sus vez, podrán entregarlos al ISSN, que sería el depositario final de los bonos hasta el momento del canje por el monto que representan.

De esta manera, la operación que articularía la provincia tendría a la obra social como un agente financiero del déficit acumulado, no sólo de la administración central, sino de las comunas y empresas públicas como el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) o el Ente Provincial de Agua y Saneamiento de la provincia (EPAS).

Diario Río Negro. 23-10-09
 

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog