Apuntes

Macri Es Posse

Por Tribuna Docente - 17 de Diciembre, 2009, 20:42, Categoría: Capital

¡QUE SE VAYAN!

La designación de Abel Posse, diplomático de la dictadura militar y del menemismo, es una declaración de guerra contra los maestros y toda la población de la Ciudad.

Narodowski se tuvo que ir por emplear a un espía de “Fino” Palacios. Pues bien: Macri lo ha reemplazado con el inspirador ideológico de Palacios, Chamorro y Ciro James. A pocas horas de asumir, Posse publicó una columna en “La Nación” que resume su “ideario”: atribuye la crisis de inseguridad a “la destrucción de las Fuerzas Armadas”, a las que reivindica por haber enfrentado, “en los 70, a la revolución socialguevarista”(sic). Luego, pide a los gritos la criminalización, de los menores y de la protesta social.

El procesista Posse fue la prenda de unidad con el duhaldismo. Macri quiere armar la campaña presidencial utilizando al PJ disidente como plafond; su plataforma es “recuperar las calles” con los métodos de Videla. La designación de es una señal política a las patronales, en función de ir a fondo con la política represiva contra los trabajadores. No es casual, por eso, que Macri, en el acto de designación, haya anunciado nuevamente la salida a la calle de la Policía Metropolitana.

Reforma
Según Perfil, en el nombramiento fue central la decisión de Posse de asumir la reconversión en la escuela media y la formación docente. El macrismo ya dio un paso importante en este sentido, con la aprobación de la ley de “inclusión educativa”. La ley plantea la creación de un “observatorio” integrado por el gobierno, los legisladores, la iglesia y las patronales, para adaptar la secundaria a las demandas del marcado laboral y el sistema productivo de la Ciudad. La creación del observatorio va acompañada de la asignación de un 50% extra de presupuesto a las escuelas que cumplan con los objetivos planteados. Se trata de una reforma capitalista en regla: desfinanciamiento y competencia entre escuelas para degradar la secundaria en función de la flexibilización laboral y de la formación a la medida patronal.

En estas condiciones, no es casual que la designación de Posse haya contado con la presencia de Cristiano Ratazzi –FIAT-. Macri busca ganarse el apoyo de la gran patronal industrial con espías y represores.

Posse y los K
Si Macri se ha envalentonado, es porque la oposición de Kirchner y Carrió no hizo nada para cobrarle la crisis de los espías. El armado mafioso del macrismo amerita, como mínimo, un juicio político, pero la oposición legislativa no ha estado ni siquiera a la altura de este planteo.

Aníbal Fernandez salió a cuestionar el nombramiento del “fascista” Posse. Sin embargo, el Gobierno Nacional que no vacila en recurrir a la represión contra la FUBA y los docentes universitarios para rescatar a las camarillas privatistas que gobiernan la universidad no puede tomar en sus manos la tarea de expulsar a Posse; porque comparte, de fondo, su orientación social.

¡Fuera Macri!
El nombramiento demuestra que el gobierno de Macri es incompatible con las libertades, el derecho a la organización y la seguridad ciudadana. El viernes 11 se desarrolló una movilización masiva de diversas organizaciones políticas y sociales, con la consigna “Fuera Macri”. El nombramiento generó una profunda indignación entre los docentes y estudiantes de la Ciudad. La UTE y los gremios docentes deben desarrollar un plan de lucha a fondo, con paros y movilizaciones, para que se vayan Macri y Posse.

Juan García - Tribuna Docente Capital

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog