Apuntes

Marchamos el 22 de Enero

Por Tribuna Docente - 21 de Enero, 2010, 13:59, Categoría: Universitarios

NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA
 
Viernes 22 de enero, 17:00
Marcha de Congreso a Plaza de Mayo
 
AGD-UBA concentra en Av. de Mayo y Rodríguez Peña
 
Asistimos a una nueva crisis política cuyo carácter se manifiesta con mayor claridad que las precedentes: se disputa ya no sobre el destino de tal o cual retención al capital agrario o el de los fondos de la Anses, sino directa y abiertamente sobre las reservas del Banco Central para, de un lado y del otro, mejor pagar la deuda externa.
 
El anuncio del Gobierno de constituir un Fondo del Bicentenario para el desendeudamiento y la estabilidad por unos 6..569 millones de dólares ratifica una orientación de subordinación al sistema financiero mundial que, sumado a los 10.000 millones de dólares de cancelación anticipada al FMI en el 2006, involucra fondos públicos para pagar una deuda que fue generada bajo la dictadura y que fuera convalidada y acrecentada por los sucesivos Gobiernos desde 1983.
 
La decisión del Gobierno de echar al Presidente del Banco Central no garantiza soberanía bicentenaria alguna. Antes bien, es uno de los últimos recursos de un Gobierno que agota las cajas existentes y apela a este nuevo fondo para “honrar” la deuda pública, garantizar los futuros pagos y mantener el esquema de subsidios que financia los negocios de los grupos económicos capitalistas, los mismos que saquearon y saquean al país, incluidos sectores financieros afines.
 
La oposición parlamentaria que acuerda en pagar la deuda expresa los intereses de la banca internacional. La solidaridad de los banqueros con Redrado es la palmaria demostración de ello. Esa es la única institucionalidad que defienden.
 
Ninguno de los sectores en disputa plantea el no pago de la deuda pública. Ninguno propone destinar parte de la reserva o de los fondos superavitarios a resolver los acuciantes problemas de los sectores populares: el desempleo, la falta de vivienda, salud, educación, infraestructura.
 
Por el contrario, como bien sabemos en “carne propia”, los cumplimientos con el FMI, el Club de París y cualquier tipo de fondo que sea o no llamado buitre, significa el recorte de fondos para educación, salud, vivienda. Nuestro reclamo de incremento presupuestario en sí mismo implica el no pago de la deuda pública.
 
La AGD-UBA ratifica su histórico posicionamiento por el no pago de la deuda pública sea con fondos del Banco Central o con fondos presupuestados (impuestos, PAMI, Anses) y sostiene que el destino de los fondos públicos debe dar satisfacción a las necesidades de las mayorías populares. Asimismo, la AGD-UBA se opone a cualquier maniobra golpista e insiste en que la crisis la paguen los capitalistas.
 
Por todo esto, junto con numerosas organizaciones, AGD-UBA convoca este viernes 22 de enero, a las 17.00, a marchar de Plaza Congreso a Plaza de Mayo con las siguientes consignas:
 
1) No al pago de la ilegítima y fraudulenta deuda externa.
 
2) No al pacto del Gobierno y de los opositores que quieren pagar la deuda, a los usureros internacionales y a sus socios locales, sea con decretazos o con acuerdos parlamentarios.
 
3) Sí a que los dineros del pueblo sean destinados a obras públicas, viviendas, trabajo, educación y salud.

AGD-UBA en Conadu Histórica   

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog