Apuntes

Ante las Elecciones de Ctera

Por Tribuna Docente - 28 de Agosto, 2010, 0:01, Categoría: Neuquén

PRONUNCIAMIENTO DE ATEN CENTENARIO

Las inminentes elecciones de Ctera son muy importantes; la actual conducción Celeste, al igual que en años anteriores, apoya e impulsa las medidas del gobierno. Una vez más, tal cual lo hizo en el 97, es la garantía de la aplicación de la reforma educativa contra la escuela pública. Aisla las luchas y evita a toda costa que el reclamo nacional de los trabajadores de la educación tome fuerza a través de la unidad. Impulsa las paritarias como órgano de negociación y acuerda el techo salarial y nuestras condiciones de trabajo con el gobierno a espaldas de las bases. La Celeste es el color de la traición y la entrega entre los trabajadores de la educación.

En estas elecciones se presentan cuatro listas: la Celeste, la Lila, la Rosa-Gris-Verde y la Marrón. Tenemos que explicar en primer lugar que los colores de estas listas nacionales no se corresponden con los colores provinciales; luego debemos precisar qué listas juegan un papel opositor a la Celeste.

La Celeste es apoyada por la conducción provincial Azul y Blanca, que va por la CTA integrando la lista de Yasky. Su apego a la línea Celeste y al gobierno nacional ya no juega a las escondidas. Por otro lado, desde nuestro análisis, la Lila no ha mostrado su rol de oposición en la práctica; en toda su existencia no superó el marco electoral ni se desarrolló como un polo opositor alternativo ante las grandes huelgas de varias provincias en los inicios clase de los últimos años, que se produjeron en 14 provincias, más de la mitad del país, y determinaron procesos de luchas como en Chichinales o Neuquén. A esto se le suma un aspecto, más que importante, definitorio. Muchos integrantes de la Lista Lila son conducciones en sus provincias o en seccionales importantes de ellas: es el caso de la conducción provincial de Santa Cruz o de la conducción de la seccional Capital en Neuquén; estas conducciones aplican o han aplicado la reforma educativa a través de las leyes nacionales e impulsando foros educativos como en Santa Cruz. El punto 7 del programa Lila enuncia un No a las leyes y un Sí en favor de la escuela pública, una gran mentira en los hechos: en sus provincias apoyan estas leyes e impulsan las “mesas curriculares” para reformar el nivel terciario, lo que le permite al gobierno aplicar el ajuste con cierres de horas y flexibilizar laboralmente. Este es el caso de la Naranja-Azul: nacionalmente dice una cosa y en la provincia hace otra. A esto hay que sumarle un dato importante: en Neuquén hubo cuatro grandes huelgas en cinco años (2006, 2007, 2009 y 2010) situaciones más que suficientes como para demostrar dónde se ubica cada uno. La Naranja-Azul firmó el acta de entrega de la última huelga y jamás denunció la aplicación de la reforma educativa-laboral que se está llevando a cabo.

Junto a ellos se alista en la provincia la agrupación Fucsia, que supuestamente es oposición en las asambleas; los compañeros de la Fucsia dan su apoyo a esta lista integrándola y a través de la firma de A. Lagunas; en sus declaraciones no figura ni una mínima crítica a la Naranja-Azul.

Por otro lado, se presentan la Lista Marrón (que es la Negra provincial) y la Rosa-Gris-Verde (que es la Marrón provincial). Estos sectores tampoco pudieron realizar una lista común para enfrentar a la Celeste; creemos que primó la discusión de los cargos por sobre la necesidad real de formar un alternativa electoral de oposición.

Ante este panorama, desde la Comisión Directiva de Aten Centenario llamamos a votar a la Lista Rosa-Gris-Verde para las elecciones de Ctera porque creemos que refleja un proceso más representativo unitario en el marco de la dispersión existente.

C.D. Centenario

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog