Apuntes

La Muerte de Otro Niño

Por Tribuna Docente - 26 de Noviembre, 2010, 13:52, Categoría: General

EZEQUIEL: VICTIMA DEL TRABAJO ESCLAVO

Ezequiel Fereyra, el niño de seis años que desde los cuatro era esclavizado por la empresa avícola Nuestra Huella, ubicada en Pilar, murió a la 1:35 de la madrugada del martes 16 de noviembre. La corta vida de Ezequiel transcurrió la mayor parte de su tiempo entre la sangre y el guano de las gallinas, manipulando venenos con elementos cancerígenos de la empresa, para cumplir a rajatabla con los topes de producción que la patronal le imponía a su familia.

Las maestras de la escuela de Ezequiel habían advertido que el niño se dormía cuando iba a clase, hasta que a finales de septiembre se desmayó y fue llevado de urgencia al hospital. Allí, se le detectó un tumor cancerígeno en el cerebro y fue intervenido quirúrgicamente en dos oportunidades, finalmente, se produjo su fallecimiento.

Ezequiel fue traído desde Misiones con su familia a fines de 2007 por uno de los reclutadores que opera al servicio de la presidenta de la empresa Nuestra Huella, quien cobraba 2.500 pesos por cada familia que lograba engatusar.

La promesa era dejar la pobreza extrema de Misiones por un trabajo estable y una casa segura. Al llegar a Buenos Aires, la situación fue bien distinta a lo prometido. El tope de producción que le imponía la empresa era imposible de cumplir sin involucrar al resto del grupo familiar, lo cual era estimulado por los capataces de la empresa. Y si ese tope no se cumplía, se corría el riesgo de quedar sin trabajo y en la calle, esta vez a miles de kilómetros del lugar de origen y los conocidos.

Además, la familia debía pagar la "deuda" que habían contraído por el traslado a Buenos Aires. Fue así que primero la esposa y luego los niños comenzaron a involucrarse en esas jornadas infernales de producción en el galpón. Lo mismo pasaba en los galpones vecinos, donde ya estaba naturalizado que todos los grupos familiares trabajen a destajo, pero sólo para conformar el salario del padre, un salario más bajo que el de un peón rural.

Cientos de familias más son esclavizadas del mismo modo que la familia de Ezequiel en unas 70 granjas dispersas por Pilar, Zárate, Campana, Exaltación de la Cruz y Córdoba -verdaderos campos de concentración con alambrados electrificados.

Esas granjas son propiedad de Nuestra Huella, una empresa que gozaba de prestigio y liderazgo en el mercado avícola, y que tenía clientes poderosos como Wall Mart y Carrefour, También en este caso, sale a luz el entramado de intereses, connivencia y complicidades que unen a empresarios, la justicia, la burocracia sindical y el poder político.

Las reiteradas denuncias no fueron suficientes para que la jueza Graciela Cione (Garantías en lo Penal de Campana) y el juez Adrián Charbay (Federal II de Zárate y Campana) se dispusieran a impartir un mínimo de justicia en las causas que se tramitan por reducción a la servidumbre, trabajo infantil, trata laboral y tráfico de personas.

Quizás el hecho de que la presidente de la empresa, Alejandra López Camelo, sea prima hermana del intendente de Pilar, Humberto Zúccaro, cuñada del secretario general de Uatre local, Jorge Herrera, y que el ex intendente de Pilar, Sergio Bivort, sea el abogado de la firma expliquen un poco acerca del manto de impunidad que rodea a la empresa.

El juicio y la cárcel a los responsables del asesinato de Ezequiel, al que el Partido Obrero se suma junto a otras organizaciones populares que están empeñadas en este propósito, se inscribe en la lucha por terminar con el trabajo en negro y precario, con el trabajo infantil y esclavo, con el estatuto de peón rural que viene desde la época de la dictadura militar. El clima de exaltación y euforia que hoy se vive frente a este boom espectacular en el campo, festejado por la patronal sojera y del que se jacta también el gobierno, tiene como contrapartida esta brutal superexplotación. Más que nunca se plantea la organización independiente de los trabajadores, de la ciudad y el campo, capaz de ponerle fin a esta pesadilla.

Pablo Heller

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog