Apuntes

“Sintonía Fina” del Gobierno contra la Educación y los Salarios

Por Tribuna Docente - 9 de Febrero, 2012, 10:51, Categoría: General

 11 DE FEBRERO CONGRESO NACIONAL DE TRIBUNA DOCENTE

“Sintonía fina” del gobierno contra la educación y los salarios
La paritaria nacional docente ha centrado un interés que va más allá de los maestros y profesores, porque es una prueba en la pulseada en torno de los topes salariales que el gobierno quiere imponer. El ministro de Educación Alberto Sileoni insiste en un incremento salarial del 18%. El objetivo de CFK es –más allá del porcentaje- arrancar la mayor paritaria a la baja posible para casi un millón de docentes. No sólo los estatales (medio millón de trabajadores), también el resto de los gremios que deben iniciar sus paritarias están a la expectativa del resultado de las negociaciones con la docencia.

A menos de tres semanas de comenzar las clases, el gobierno no ha convocado aún a ninguna reunión paritaria. Está dilatando la discusión porque quiere tener arreglado con la burocracia sindical el asunto con antelación. El agotamiento de las cajas del llamado “modelo”, -Ansés, Banco Central, Pami y el estallido del sistema de subsidios a las privatizadas- se inserta en el cuadro de una nueva fase de la crisis mundial capitalista, que ha acentuando su repercusión en la Argentina.

Tarifazo, ajuste, impuestazos, anulación de hecho de las paritarias, reducción del salario son las armas del gobierno para trasladar la crisis capitalista a los trabajadores. Santa Cruz es el espejo, tanto por la virulencia del ajustazo cuanto por la vigorosa reacción obrera.

Sin sintonía fina para la Privatización de la Educación
Entre el 2003 y el 2011, la privatización de la matrícula escolar alcanzó, en términos  generales, casi el 40% de los alumnos del país. Las cifras surgen de datos del propio Indek, según los cuales “en términos globales, sin distinción de clase social, la cantidad de alumnos de seis y siete años en escuelas privadas pasó del 26% en 2003 al 37,5 % en 2011” (Clarín,  23.01). También ocurre ese fenómeno en la educación inicial: en los jardines, “del 25% que tenía la matrícula en el sector privado en 2003 pasó a ser del 34% en 2011” (ídem). Esta privatización de la educación pública es más aguda en las principales jurisdicciones del país. En la provincia de Buenos Aires más del 40% de la matrícula está en la escuela privada (después de Capital, la jurisdicción en la que más ha avanzado la privatización). El 75% de las escuelas privadas recibe subsidio estatal, la mayoría subvencionadas al 100%, y en el caso de la educación confesional, todas subvencionadas al 100%. Según el anuario estadístico del Ministerio de Educación, la matrícula de la escuela primaria del estado retrocedió en el período 2003-2010 en 250.000 alumnos, en detrimento del aumento de la matrícula de la privada, que registra un incremento de casi 200.000 estudiantes. Esta tendencia no se revierte en 2010, desmintiendo el efecto de la asignación universal por hijo, tan promocionado por el kirchnerismo: entre 2009 y 2010 la matrícula de la escuela primaria del estado desciende 20.000 alumnos en todo el país. La privatización educativa, de la mano del subsidio a la educación privada y a la iglesia, es un fenómeno nacional y apunta a un vaciamiento de la escuela del estado.

Para los K, que dicen que estamos en las antípodas de Chile, en el país trasandino la matrícula privada es del 50%, apenas un 10 % más que en la Argentina.

Con casi la mitad de la matrícula escolar en la escuela privada, la “sintonía fina”  suma destruir las condiciones laborales, especialmente la estabilidad laboral, e igualar a toda la docencia con la precariedad laboral de la educación privada. La destrucción del Estatuto Docente en la Ciudad de Buenos Aires no sólo es responsabilidad de Macri, sino también de la complicidad de la burocracia celeste de Ute, que dejó pasar el ataque macrista. Lo mismo vale para el objetivo del gobierno de atar el salario al mérito (productividad), mediante las evaluaciones a la docencia. Macri ya las comenzó a realizar en la Ciudad de Buenos Aires y Sileoni las quiere para toda la docencia del país. La burocracia celeste de Ctera apoya con entusiasmo esta política de evaluación docente.

La complicidad de Ctera es la “sintonía fina” de Yasky
La burocracia celeste ha amenazado con un reclamo del 30 % de aumento. Pero “un maestro no puede ganar menos de 3.000 pesos por mes", dice la burocracia celeste y sus aliados (la canasta familiar ronda los 6.300 pesos).  ¿Es ésta la versión de la "sintonía fina" para la paritaria docente: subir la base por arriba del 18 y degradarla a partir de ahí? Diversos capitostes de la burocracia han declarado que el aumento puede ser en cuotas o sujeto a la "reapertura de la paritaria a mediados de año" (Clarín, ídem), o parte de una combinación con alguna corrección de las asignaciones familiares (declaraciones de Baradel a Télam), del blanqueo de alguna parte del salario o de algún "conformado" a la baja. El 18%, que no sería aceptado por los docentes, podría imponerse por medio del galimatías de la "sintonía fina" -o sea: gato por liebre.

La burocracia ha puesto su propio techo: $ 3000 de inicial. Sin embargo, ni el gobierno nacional ni las provincias dan garantía alguna: Los gobernadores declararon unánimemente que si no hay financiamiento nacional no podrán pagar ningún aumento docente.

Asambleas soberanas y plan de lucha, $ 4000 de básico y 30% de aumento en todas las categorías
Los que deben decidir son los docentes. La burocracia sindical opone acuerdos de cúpulas sindicales con el gobierno al derecho que tienen los trabajadores de la educación a determinar sobre sus salarios. Para la burocracia sindical, la paritaria es un mecanismo de regimentación de los trabajadores para mantener sus negocios con el gobierno. Tribuna Docente plantea que no se firme ningún acuerdo que no sea aprobado por asambleas.

Ningún tarifazo ni impuestazo; nacionalización sin pago de las privatizadas, bajo control obrero. Soberanía de las asambleas para determinar las reivindicaciones salariales y de condiciones laborales. Indexación automática del salario por inflación Defensa del 82% móvil. Fuera las leyes educativas privatistas K; defensa del estatuto; basta de precariedad laboral. Fuera el impuesto al trabajo por el pago de “ganancias”. Restablecimiento de las asignaciones familiares a todos los trabajadores.

Congreso Nacional de Tribuna Docente
Sobre la base de este programa, el 11 de febrero sesionará el Congreso Nacional de Tribuna Docente, con cientos de compañeros de todo el país que será preparatorio de Plenarios provinciales y seccionales. 

En el congreso  de Tribuna debatiremos un llamado a todos los docentes y a todos los sectores de la oposición de Ctera para coordinar un plan de acción contra el “ajustazo” de Cristina.

TRIBUNA DOCENTE  -  LISTA ROSA
www.tribunadocente.com.ar
informacion@tribunadocente.com.ar

06-02-12

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog