Apuntes

Boletín Digital Tribuna Docente Noviembre 2

Por Tribuna Docente - 12 de Noviembre, 2012, 8:46, Categoría: General

BOLETÍN DIGITAL TRIBUNA DOCENTE
LISTA ROSA - Suteba y Ctera
 
AÑO 2012- NOVIEMBRE Nº 2

¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
ASAMBLEA ORDINARIA DE SUTEBA
En las asambleas del 15 de noviembre, Unidad de la oposición para derrotar a la Celeste
 
ASAMBLEA ORDINARIA DE S.U.T.E.B.A. a celebrarse el día 15 de noviembre de 2012 a las 17.00 horas, en (averiguar el lugar en cada seccional de Suteba) a los efectos de tratar el siguiente temario.
 Orden del día:
A) Informe de la Comisión Revisora de Cuentas. B). Consideración de la Memoria , Balance  del S.U.T.E.B.A. por el período del 01 de julio de 2011 al 30 de junio de 2012 C) Elección de la Junta Electoral Provincial D) Consideración de la Política Gremial para el presente período. 
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬
 
ÍNDICE
1.- PLAN DE LUCHA HASTA QUEBAR EL AJUSTE DE SCIOLI Y MARIOTTO.
2.- TRIUNFO HISTÓRICO DEL CLASISMO EN ATEN. PATRICIA JURE
3.- EN VÍSPERAS DEL CACEROLAZO. MARCELO RAMAL
4.- APAGÓN DEL MODELO. La salida es por izquierda
5.- COORDINADORA SINDICAL CLASISTA Y SU TRABAJO HACIA EL PARO NACIONAL. NÉSTOR PITROLA
6.- OBRAS SOCIALES, OTRO MOTIVO PARA EL PARO. NÉSTOR PITROLA
7.- POR SALARIO DE TODOS LOS DOCENTES. Gran campaña de AGD-UBA.Damián Molina, Emilio Borlenghi
8.- HUELGA GENERAL, “NARCOSOCIALISMO” Y PERSPECTIVA POLÍTICA. Alejandro Lipcovich
9.- LEONARDO FAVIO, UN ARTISTA DETERMINADO POR EL PERONISMO. A. Guerrero
10.- MARIANO FERREYRA: UN CRIMEN CONTRA LA CLASE OBRERA
EL FRACASO DE LA DEFENSAS. Jacyn
 
1.- Asambleas conjuntas de Suteba, Feb y Udocba. Suteba debe romper con el gobierno
Plan de lucha hasta quebrar el ajuste de Scioli y Mariotto
La dirección Celeste de Suteba se llenó la boca autoproclamándose la avanzada de la lucha contra el ajuste de Scioli, pero borró con el codo lo que escribió con la mano: Ha abandonado las medidas de fuerza, las que administra aislándolas en el tiempo,  para evitar que la huelga ponga fin al ajuste del gobierno.
Al revés, los docentes han demostrado con los paros masivos su decisión de luchar hasta arrancar el aumento de salarios, la devolución de las asignaciones familiares, la eliminación del impuesto al salario, el pago de todos los cargos adeudados desde marzo,  la defensa de la jubilación y el aumento de presupuesto, frente al ajuste de Scioli y Mariotto en Educación y en toda la provincia. 
La política de tregua y de sostén del gobierno de Ctera-Suteba  está íntimamente relacionada con la aprobación  que dieron casi la totalidad de los diputados del presupuesto ajustador del gobernador Scioli. En tiempo record, en una sola jornada y en ambas cámaras, Scioli consiguió la aprobación del presupuesto provincial. La gobernabilidad fue el pretexto para que los legisladores de la Cámpora y Mariotto; y sus pares, de De Narvaéz, PJ disidente, el macrismo, los radicales y el FAP de Binner y de la Cta de Michelli, votaran todos juntos y sin ruborizarse el presupuesto 2013. Los K y los ultra K fueron más lejos porque votaron también la “ley fiscal”. Esta “reforma” es simplemente un impuestazo sobre el inmobiliario urbano, que pagaremos los trabajadores.
Que Suteba rompa su subordinación al gobierno. Asambleas inter-gremiales para salir a un plan de lucha para quebrar el ajuste de Scioli y de CFK-Mariotto.
En este camino, llamamos a los docentes a sumarnos al paro nacional que se ha anunciado de parte de la Cta-Micheli y de la CGT-Moyano para fines de noviembre, detrás de nuestro programa y en forma independiente de los objetivos de sus convocantes que, como señalamos respecto al presupuesto, están aliados políticamente a fuerzas patronales que votaron junto a los K y Scioli el presupuesto del ajuste en la provincia de Buenos Aires.
En las asambleas del 15 de noviembre, Unidad de la oposición para derrotar a la Celeste
La izquierda antiburocrática unida en el Frente Único de Recuperación de Aten desplazó a la celeste del sindicato provincial en Neuquén. La expulsión del yaskysmo del emblemático sindicato de Carlos Fuentealba, abre una nueva etapa en el sindicalismo docente. Tribuna Docente apoyó la construcción del FURA desde el Encuentro Nacional Opositor convocado por las seccionales combativas de Aten en marzo pasado. Llamamos a la oposición antiburocrática de Suteba a seguir este extraordinario ejemplo, a pasar de largo de todo intento de divisionismo y a poner en pie nuestro Frente Único de Recuperación del Suteba. El primer paso, impulsar una masiva participación de la docencia en las asambleas ordinarias del 15 de noviembre y presentar mociones unitarias para ganar la mayor cantidad de Juntas Electorales para las elecciones de Suteba del próximo año.
¡Vamos por una nueva dirección en Suteba!

Tribuna Docente – Lista Rosa Ctera 6/11/12

http://www.tribunadocente.com.ar/
informacion@tribunadocente.com.ar
 
2.- TRIUNFO HISTÓRICO DEL CLASISMO EN ATEN
Una victoria contundente
El antiburocrático Fura -Frente Unico para Recuperar Aten- se impuso por 3.263 a los 2.085 votos del FUS, la lista Celeste de Yasky. Con apenas 465 votos, la lista Lila -un armado testimonial que tuvo el apoyo de la Celeste- confirmó nuestro pronóstico: según el estatuto de Aten, la sola existencia de una tercera lista permite a la segunda minoría integrar las últimas tres vocalías -en este caso, el FUS.
El Fura tenía el desafío de superar el 50% de los votos, condición para ingresar con la lista completa. Ello no se pudo lograr por los 1.149 votos de listas divisionistas -Fucsia (IS), Naranja, Roja, Bordó, Granate (Libres del Sur)- que se presentaron sólo a nivel de seccionales. De modo que quedamos a muy poco para lograr el desplazamiento completo de la burocracia.
El porcentaje de votación fue importante: 65%, en varias seccionales llegó a picos del 70 y del 80% del padrón.
Con este resultado, también se conquistaron cuatro congresales a Ctera para el Fura -tres para el FUS y uno para la Fucsia.
El Fura conquistó una nueva seccional opositora, San Patricio del Chañar. En Picún Leufú, la Roja local -aliada a la Lila- se impuso apenas por un voto al Fura. En Cutral Co, Neuquén, Zapala, Rincón de los Sauces, Andacollo, Plottier, Junín de los Andes y Centenario, el Fura se impuso al FUS. Las seccionales yaskistas en donde se presentó el Fura -Alumine, Chos Malal y San Martín de los Andes, entre otras- aportaron cientos de votos para reforzar la victoria. En las urnas del pueblo de Chos Malal ganó el Fura 110 a 94 del FUS; la diferencia en la seccional, en favor del FUS, provino de las urnas rurales.
Tenemos una sólida base para completar el objetivo de recuperación de Aten en esas seccionales y las luchas en adelante.
En Plottier, la votación fue suspendida por una impugnación, ganamos la provincial por más del 60% y, por lo tanto, está planteada la victoria del clasismo también allí.
Tribuna Docente y el triunfo del Fura
El Fura transformó una batalla política antiburocrática de casi dos años en una victoria para todos los trabajadores de la educación.
Tribuna Docente -como minoría de Aten capital y de la seccional Plottier- fue un factor protagónico para el reagrupamiento del clasismo en las seccionales opositoras.
Entendimos que era posible transformar la asamblea de memoria y balance en una derrota política al yaskismo y lo logramos. Nuestro compañero Norberto Calducci fue uno de los síndicos que tuvo la tarea de demostrar el desmanejo de los fondos gremiales.
Impulsamos una campaña por las asambleas y plenarios. Defendimos los paros y las movilizaciones, atacados abiertamente por la dirección del FUS. Un hito fue el paro y la marcha a cinco años del asesinato de Carlos Fuentealba, cuando sostuvimos la consigna: “si pudimos con Pedraza, podemos con Sobisch”. Fuimos parte activa de la derrota al intento de reforma educativa mediante el fracasado foro educativo que impulsaban bloques patronales en la Legislatura. Realizamos varias charlas abiertas en toda la provincia, para explicar los alcances privatistas y de precarización laboral que se traían entre manos.
Nos transformamos en organizadores del encuentro nacional opositor en Ctera, a principios de año, que reforzó la lucha política de este año.
Tribuna Docente impulsó tempranamente una campaña, que recogió un apoyo masivo, por la unidad de las seccionales opositoras y de las agrupaciones clasistas en un frente antiburocrático para recuperar Aten.
Propusimos un método para resolver la conformación de las listas: el de la representatividad y proporcionalidad de acuerdo a los votos de 2010. El criterio fue acordado mayoritariamente e incluso Tribuna Docente y otras agrupaciones cedimos lugares a corrientes que no contaban con el piso de votos para ser incorporadas por sistema D’Hont -como la Ambar y la Negra (PTS).
Quince agrupaciones -y compañeros independientes- integraron este frente, con alrededor de 200 candidatos, para recuperar Aten de manos de la burocracia. La consolidación del Fura y la magnitud de la batalla política empujaron a todas las agrupaciones a superar las dificultades para conformar un frente de esta magnitud.
A pocos días de las elecciones, el gobierno suspendió la jornada institucional mensual que varias seccionales opositoras habían resuelto hacer de manera unificada, ante un fallo demoledor e injusto contra toda la docencia por la muerte de un alumno. Sin embargo, más de 2.000 compañeros sólo en la seccional Capital, en “desobediencia” -tal como lo registró la tapa del diario Río Negro-, realizamos la jornada. Fue masivo el repudio al ataque contra los trabajadores de la educación mediante la aplicación del Código Civil por la “responsabilidad por guarda”, por la que fueron condenadas las compañeras de la Escuela 115 y exigimos a la Ctera una campaña nacional.
Tribuna Docente aportó 100 fiscales en toda la provincia y 44 en la seccional Capital. Integramos las direcciones de la seccional Plottier, Capital, Centenario, la provincial y un congresal a Ctera.
Lo que se viene
Sapag fracasó en su intento de amarrar la dirección a su medida por un nuevo período.
El gobernador tomó nota de la nueva situación y, 48 horas después, impuso un acuerdo salarial con ATE y con UPCN -con la colaboración de la dirección michelista-, el que pretende extender a todos los estatales. Consiste en un combo de sumas fijas únicas para pasar las fiestas, otras remunerativas para el primer semestre 2013 y la promesa de una mesa salarial ¡en junio del año próximo! Ya se anuncian dificultades para el pago de los aguinaldos y Sapag intentará que la última escena del FUS sea otro ajuste.
Conclusión
El triunfo del Fura expuso con contundencia la crisis de las burocracias sindicales y el fracaso del operativo de cooptación, de último momento, que los gobiernos nacional, provincial y varios municipales desplegaron sin éxito.
El Fura se propuso un objetivo que su nombre precisó sin demagogia. Tiene por delante el desafío de organizar Aten para derrotar el ajuste. Las contradicciones y diferencias que existan en el interior del Fura -incluso la posibilidad de un faccionalismo interno-, deberán ser dirimidas con un método: la deliberación y la resolución en asambleas.
La recuperación de Aten refuerza al clasismo y a la izquierda en cada provincia en la línea de la recuperación de Ctera. Llamamos a los compañeros a sumarse a Tribuna Docente para garantizar colectivamente la tarea histórica que expresa esta victoria del Fura: una victoria de alcance nacional para los trabajadores de la educación. Vamos por Ctera.
Patricia Jure, secretaria de Prensa de Aten provincial y congresal a Ctera, electa
 
3.- EN VÍSPERAS DEL CACEROLAZO
Los ciento siete diputados opositores que firmaron contra la re-reelección se declararon autores de una iniciativa que no les pertenece. Antes de que ellos pusieran el gancho, la reunión de Idea -el principal foro de la burguesía argentina- había abundado en pulgares abajo contra la re-re. El planteo de la “alternancia” en el poder estuvo bendecido nada menos que por el visitante y ‘compañero’ del Mercosur, Lula da Silva.
Los diputados opositores se limitaron a refrendar lo que el gran capital ya colocó en la agenda, en vistas del fracaso del intervencionismo oficial para impulsar una reactivación, del defol explícito de una parte de la deuda pública, de una bancarrota del Estado nacional y los de las provincias, además de estar también en las vísperas de otro defol, el de la energía. En medio de este cuadro, el capital financiero ha vuelto a emplazar a la Argentina en Ghana y en Nueva York.
El rescate de los especuladores internacionales -“desendeudamiento”- y de los privatizadores ha terminado en una nueva quiebra nacional. Los beneficiarios del rescate, sin embargo, exigen un viraje de la política oficial y una normalización integral en favor de sus intereses, lo cual choca con el régimen político vigente.
En este cuadro, la negativa a la re-reelección como factor de unidad opositora es sólo una pantalla. Después de todo, casi todos sus firmantes participaron de los compromisos parlamentarios reaccionarios de las últimas dos décadas, comenzando por el pacto de Olivos. En otros casos -como el centroizquierda-, votaron el rescate político del gobierno en seudoestatizaciones dirigidas a rescatar a vaciadores, como en Aerolíneas, YPF, o incluso Ciccone. Debajo de la camiseta que se opone a la re-re, la oposición disimula un compromiso con los reclamos de fondo de la gran burguesía: el fin del dirigismo oficial, una devaluación y el ajustazo. Lozano calificó el acuerdo de los 107 opositores como ‘redundante’. En cambio, para él no estuvo de más sumarse al foro de Idea, donde el gran capital presentó su pliego de reclamos de fondo.
El 8N, el cepo y la deuda
Las 107 firmas apuntaron a llegar en tiempo y forma de cara al cacerolazo, para asegurarse que los reclamos por la desorganización económica, inseguridad ciudadana o despotismo político apunten solamente a la Rosada. Pero , en este punto, la impostura no puede ser mayor. Dos “amigos” del 8N, el principal economista del PRO (Surtzenegger), por un lado, y Prat Gay, por el otro, acaban de señalar que el fallo de la justicia neoyorquina en favor de los fondos buitres es ‘una oportunidad para el país’, porque legitimaría -según ellos- el pago a estos fondos con la misma quita que aceptaron el resto de los acreedores. En definitiva, plantean una nueva apertura del canje de la mano de la justicia americana, lo que sumaría al país otra carga de 4.500 millones de dólares de deuda. Pero, entonces, Prat Gay y el PRO deberían explicarle a los caceroleros que ello sólo sería posible con un ‘recontracepo’. O, en su defecto, con una megadevaluación que junte los dólares para la ‘normalización financiera’ a costa de una licuación general de los salarios y gastos estatales.
Para contrarrestar a los blogueros del 8N, el gobierno ha gastado fortunas en operadores mediáticos. Pero nada puede sustituir la ausencia completa de planteos de carácter nacional o antiimperialista frente a la presión del capital financiero. Como línea de ‘resistencia’ a los fondos buitres, Cristina Kirchner ha juramentado pagar “hasta el último centavo” de la deuda ‘canjeada’ en 2005 y, naturalmente, de las nuevas hipotecas contraídas desde entonces. Aplaudidores mediante, la Presidenta se las arregló para presentar como un gesto soberano el mismo compromiso antinacional que Nicolás Avellaneda les hizo, en 1877, a los tenedores de bonos argentinos. Para pagar con “el hambre y la sed de los argentinos”, continuará el empapelamiento del Central, la desvalorización de la moneda -o sea, de los salarios y jubilaciones- y el defol selectivo contra la Anses. Los límites del gobierno para colocarle una oposición popular a los planteos derechistas son infranqueables. Por eso, le ha entregado a estos últimos la presencia en las calles. Lo mismo ocurre con el 7D, donde la “tromba” oficial se diluye en chicanas judiciales.
La polarización, que oficialistas y opositores se han empeñado en extremar de cara al 8N, intenta disimular los intereses sociales comunes que, en última instancia, defienden unos y otros ante la crisis capitalista. Apenas una semana antes del 8N, los legisladores porteños del kirchnerismo le daban su voto a Macri para aprobar un paquete gigantesco de entrega de tierras públicas de la Ciudad al capital financiero. El cacerolazo, sin embargo, no denunciará a Macri por este pacto reaccionario con el kirchnerismo. Tampoco lo escrachará por haber votado en el Congreso la nefasta ley de ART de los K.
La demolición del centroizquierda
El paraguas del no a la re-re también ampara una tentativa de compactación política, de cara a las elecciones de 2013. Es que el sometimiento del centroizquierda al programa del capital financiero exige un encuadramiento político. Por eso, la semana del 8N comenzó con un encuentro, que unió a Prat Gay, Estenssoro y la UCR con la mayoría del FAP, para cobijarse bajo la candidatura común de Solanas para senador en la Capital. Solanas no abrió la boca contra esta coalición en grado de tentativa entre el JP Morgan, los privatizadores de YPF, el punto final y la obediencia debida. En cambio, el jefe de Proyecto Sur firmó con ellos el pacto contra la re-re, estableciendo un campo de acción común. También decidió practicar esa misma unión en la conferencia de prensa donde Binner rescató a la policía de Santa Fe. En la caja de Pandora del no a la re-re, hay un embrión de frente derechista entre Macri y el PJ, por un lado, y un frente ‘progresista’ comandado por el gran capital, por el otro. La agudización de la crisis y la polarización de los partidos capitalistas obra como un factor fantástico de disolución sobre el centroizquierda y, en particular, sobre las izquierdas de este último. Lozano, en este cuadro, ha descubierto el “oportunismo” (sic) de Libres del Sur. De haber aspirado a gobernar la Ciudad en 2011, el centroizquierda porteño podría terminar partido en tres. Los que querían “navegar” ambiguamente entre los dos polos capitalistas de la crisis pueden terminar peor que la Fragata Libertad. La izquierda que continúe sometida a esa perspectiva pagará la mayor factura de todas.
Levantar a la izquierda como alternativa
La víspera del 8N ha transcurrido en medio del completo silencio de las centrales obreras opositoras. El inminente anuncio de un paro para la tercera semana de este mes, si se concreta, quedará para después del cacerolazo. Es evidente que Moyano y Micheli han dejado que el 8N -y los bloques políticos que lo fogonean- establezcan el marco político de un futuro paro general y no al revés. El cacerolazo del jueves ganará masividad a caballo de un conjunto de agravios populares, incluyendo a los que afectan a la clase obrera -como el impuesto al salario o el despojo de las asignaciones familiares. Pero no repudiará a los Macri, De la Sota o Binner que, en materia de ataques a la mayoría del pueblo, no le van en la zaga al kirchnerismo -o incluso pactan abiertamente con éste.
Precisamente, la CGT y CTA opositoras están abiertamente entregadas al juego de alianzas de la oposición, la cual apuesta a entregar el desenlace de la actual crisis nacional a los Macri, De la Sota o Binner.
Bajo la forma de un conjunto de choques y maniobras, los preparativos de las elecciones de 2013 son mucho más que el prólogo de un turno electoral intermedio. Lo que se va a poner a prueba es la consistencia de las fuerzas políticas y las clases sociales que disputarán el desenlace de una nueva crisis nacional, en el marco de una bancarrota histórica del capitalismo. Los que le exigen al gobierno el trabajo sucio de una devaluación y un ajustazo, fantasean con un nuevo valor del dólar que permita levantar el cepo y liberar el mercado de divisas, para que una posterior afluencia de capitales impulse una reactivación económica e incluso una revalorización parcial de la moneda. Aspiran, en definitiva, a una remake de 2002, después de la devaluación del 300% y la consiguiente confiscación general de los salarios (el punto de partida del ‘modelo’). Pero aquel ajustazo coincidió con un ascenso especulativo de la economía mundial capitalista, el cual se estrelló en 2008. En cambio, la devaluación que impulsan ahora sólo empalmaría con un agravamiento de la bancarrota capitalista internacional. Esta devaluación no le ahorraría al pueblo argentino una nueva confiscación.
El desarrollo de la crisis tiene que mostrar el carácter artificial de la polarización entre bandos capitalistas y sus reaccionarios propósitos comunes contra la clase obrera. Pero ello tendrá que ser puesto de manifiesto a través de una agitación política de carácter socialista, que le oponga una salida anticapitalista a la crisis. El Frente de Izquierda tiene la responsabilidad de postularse como alternativa de conjunto, introducir una delimitación política en torno de los intereses históricos de los trabajadores -y no de los que exige la agenda de los capitalistas- y, a partir de allí, plantear un programa y sacar al ruedo a los candidatos que lo van a defender en el episodio estratégico de las elecciones de 2013.

MARCELO RAMAL

4.- APAGÓN DEL MODELO

La salida es por izquierda
El inmenso apagón de este miércoles complicó la vida de muchísimos trabajadores y vecinos.
Pero no sorprendió a nadie.
La luz se corta por la misma razón de fondo que lleva a las inundaciones.
O que condujo a la masacre de la estación Once.
El kirchnerismo rescató a los privatizadores con miles de millones en subsidios.
Pero nos dejó sin servicio eléctrico ni reservas petroleras, ni ferrocarriles.
El apagón es otro síntoma de una gran quiebra nacional.
¿Qué nos ofrecen a cambio los Macri, Binner o De la Sota , viejos defensores de las privatizaciones menemistas?
Pues, simplemente, resarcir a esos mismos vaciadores con tarifazos.
Y devaluar la moneda, golpeando aún más el poder de compra de salarios y jubilaciones.
Más que nunca, debemos denunciar a TODOS los responsables del colapso nacional.
Porque el peor de los desastres sería remplazar a los K por sus opositores capitalistas, quienes se sirven de la indignación popular para imponernos una salida contraria a nuestros intereses.
La enorme crisis nacional tiene salida, si la mayoría -los trabajadores- hacemos oír nuestra voz, nuestro programa y nuestra propia expresión política.
 
5.- LA COORDINADORA SINDICAL CLASISTA Y SU TRABAJO HACIA EL PARO NACIONAL
El 31 de octubre se realizó una reunión ampliada de la Coordinadora Nacional Clasista, la que abordó la estrategia y la organización de nuestras agrupaciones sindicales y del Partido Obrero frente al paro convocado para fines de noviembre -aún si fecha precisa- por la CGT y la CTA opositoras y, ahora también, por Barrionuevo. Caracterizamos como negativa la vacilación en cuanto a la fecha y la definitiva convocatoria al paro y el llamado de algunos gremios al 8N, lo que diluye las banderas propias de los trabajadores.
Nos reunimos 56 delegados y dirigentes de más de 40 gremios: camioneros, gráficos, docentes -de Capital y de Buenos Aires-, AGD-UBA, Caucho, Foetra, Sitraic, Comercio, no docentes de la UBA , bancarios, Subte, Sanidad, UOM, plásticos, ATE -de Capital y de Buenos Aires-, papeleros, perfumistas, Smata, Cicop, Municipales de Capital, Sindicato Argentino de la Televisión (SAT), ferroviarios, Prensa, aeronáuticos, Polo Obrero -delegado del Argentina Trabaja-, Neumáticos, entre otros.
La principal resolución fue la de impulsar masivamente el paro -el cual sería, de concretarse, el primer paro general en once años- y empeñarnos en cada sindicato y empresa para que la clase obrera pare masivamente e irrumpa, con sus propias aspiraciones y reclamos en la crisis nacional. Que los trabajadores decidan en asambleas la huelga y que organicen la intervención detrás de su propio programa.
Ante el debate abierto en las filas de la CGT Moyano a favor de un paro dominguero de 24 horas, decididamente estamos a favor de que el paro sea activo, con una movilización a Plaza de Mayo, donde pugnaremos por imponer un orador del clasismo. Explotaremos a fondo la importancia que la medida vaya tomando en el cuadro político, luchando por una verdadera huelga general y no por una “jornada” de movilización con algún tipo de paro -como ha sido hasta ahora. En los sindicatos no adheridos, las asambleas deben considerar que hay tres de las cinco centrales que estarían convocando a la huelga.
Nos apoyamos en el conjunto de huelgas y de movilizaciones que precede el paro, en la recesión y en los despidos que lo enmarcan, en la desvalorización de los convenios, en el golpe de la ley de ART, en el agravamiento de los descuentos por Ganancias, en el salario familiar y en los paros que ya se están sucediendo en provincia de Buenos Aires por la reapertura de paritarias. Ninguna reivindicación ha sido resuelta. Al contrario, la CGT oficial entra en crisis por el decreto -momentáneamente suspendido- que agrava la usurpación de fondos de obras sociales. Se discutió incorporar en la agitación el robo del 3% a la actualización de jubilados, el cual suma 6.000 millones de pesos anuales.
La huelga se da en un marco de una fractura de la burguesía (7D, cepo cambiario, restricciones a la importación) y de una crisis al interior del PJ en relación con el kirchnerismo. Nos proponemos explotar esa fractura hacia el paro, disputando desde la clase obrera y desde la izquierda la polarización política entre el gobierno y el bloque objetivo de la burguesía opositora en torno de la “re-re”, de la devaluación y del ajuste. En camioneros, ya ha causado un extendido repudio la foto Moyano-Macri sacada 48 horas antes de que el macrismo votara junto al kirchnerismo la ley de ART -cuestión que pondremos de manifiesto en el trabajo en ese gremio.
Discutimos cómo parar en todos los gremios: en los adheridos y en los no adheridos. En los primeros, promocionaremos asambleas y plenarios que le den contenido y masividad, para que se sortee el carácter administrativo y regimentado que, a menudo, le imprime la burocracia y para que se coloquen las propias banderas. Por ejemplo, las reivindicaciones del conflicto de educación en La Plata , el cual sigue abierto. En los segundos, mediremos el máximo de adhesión que podemos conseguir.
Programa y perspectivas
Reivindicaciones como la anulación del impuesto al salario serán vitales para trabajar, los 20 días que vienen, entre los tres millones de trabajadores afectados. Los 7.000 pesos de básico, la universalización del salario familiar y el fin del régimen de las ART, así como comisiones obreras de salubridad por fábrica, son planteos que tenemos que llevar a las asambleas y a los plenarios de delegados, convocados o autoconvocados. En nuestra agitación política no podemos ceñirnos a las reivindicaciones solamente. El paro nacional, como tal, cuestiona al poder político y coloca a la clase obrera como protagonista, para arrancar a los demás sectores sociales agraviados del campo de la burguesía opositora y llevarlos al campo propio de los trabajadores. En todo el transporte se plantea la nacionalización de las privatizadas, igual que frente a la crisis energética y, desde luego, se plantea el problema del repudio a una deuda externa en cuyo altar se sacrifica el ajuste de las provincias o el saqueo de los fondos de la Anses.
La Coordinadora Sindical Clasista planteará esta perspectiva en cada rincón del movimiento obrero, para que el paro oxigene una salida de los trabajadores por la izquierda a la crisis del kichnerismo, reforzando su posición en todos los planos de la lucha política. En caso de existir una movilización y un acto, promoveremos la conformación de una gran columna clasista y de la izquierda, así como oradores del clasismo.
El Polo Obrero también se sumará a la huelga y a la movilización detrás de sus propias reivindicaciones y será un factor esencial en la decisión de acompañar ese día con grandes y concentrados cortes, junto a otros sectores del movimiento obrero.

Néstor Pitrola

6.- OBRAS SOCIALES, OTRO MOTIVO PARA EL PARO
El propósito que reunió a la burocracia de los Gordos, Gerardo Martínez y Caló en la CGT Balcarce fue reconstruir un puente con el gobierno de Cristina. Pero se desató una crisis de alto voltaje alrededor de un tema muy sensible para toda la burocracia sindical: las obras sociales. Por la resolución 1200 de la Superintendencia de Salud (SS), se transforman en “no obligatorios” los reintegros por tratamientos complejos, los que pasan a ser “responsabilidad integral” de las obras sociales ante cada beneficiario. El manejo de los reintegros pasaría a depender de las “posibilidades del presupuesto público”, cuando sus fondos provienen del Fondo Solidario de Redistribución (FRS), basado en un aporte por trabajador y, por lo tanto, propiedad de las obras sociales, no del Estado, el que es apenas su administrador de acuerdo con la ley menemista. Al igual que con las ART, el gobierno agrava el régimen noventista.
No se trata apenas de un equívoco. La resolución 1200 va muy lejos en un avance hacia la estatización del control de fondos y manejo de las obras sociales. Por ella, la superintendencia indicaría también qué laboratorio, droguería o proveedor de prótesis contratar ( La Nación , 24/10). Es más, la resolución resucita las “mandatarias” o “gerenciadoras” que fueron excluidas al emerger el caso de la mafia de los medicamentos: son las intermediarias que tercerizaban los reintegros.
Hay también un ataque contra todas las coberturas por discapacidad, lo cual aceleró una movilización de las organizaciones del sector. El decreto suspendido establece un techo de 2.800 pesos para el total de gastos de educación especial, rehabilitación, transporte y otros ítems para hijos o beneficiarios con capacidades diferentes, lo cual no alcanza para nada y se traduciría de inmediato en recortes. Varios institutos declararon que, en esas condiciones, irían al cierre.
El decreto no se anuló, pero se suspendió hasta fin de mes. El gobierno abrió un “diálogo” con su flamante burocracia adicta para “consensuarlo”, lo cual recuerda el caso de la “consensuada” reforma laboral argentina o la más reciente dispuesta en España, donde los sindicatos son colocadas discutir el tamaño y la modalidad de la usurpación de conquistas laborales.
Negociarán sobre un despojo -o mejor: sobre un nuevo despojo-, porque en lo que va del año fueron liquidados 2.000 de los 5.000 millones ingresados al FRS. El resto fue usado para adelantos al Tesoro. La Auditoría General de la Nación determinó en 14.300 millones el dinero total de deuda acumulada en la década kirchnerista. Ismael Bermúdez estira esa cifra a 15.000 millones (Clarín, 3/11).
Sentarlos a negociar sobre una resolución que cuestiona los reintegros mismos significa, a buen entendedor, el default definitivo de la deuda acumulada. Conviene aclarar aquí que el FRS tiene dos funciones: financiar los tratamientos de Alta Complejidad (que antes administraba el disuelto APE) y la compensación hacia las obras sociales más débiles, cuyos aportes no lleguen a la cápita del Plan Médico Obligatorio. La usurpación de semejante suma de dinero en esta década ha empujado quebrantos, convocatorias de acreedores de gran cantidad de obras sociales y, fundamentalmente, recortes en la calidad de la salud y el aumento de los aranceles o coseguros, en particular en las más débiles. Hubo concentración en las más poderosas y una migración hacia las prepagas por parte los salarios más altos, al punto que el 40% de los asociados a prepagas provienen del sistema de obras sociales.
Caló y compañía pretendían que le fueran transferidas las prebendas que disfrutó Moyano desde 2003, pero no fue así. Esta crisis con la CGT Balcarce , nacida para apoyar al gobierno, abarca a todos los sindicatos. La línea dominante del gobierno es la captura de cajas para solventar el presupuesto público, así como sus prioridades de deuda y de subsidios (ajuste). Por otro lado, un replanteo político general respecto de los sindicatos, que tuvo su primer capítulo con la ruptura de Moyano. El desembarco de elementos de La Cámpora en el entorno de Tomada no es ajeno a esta situación. Las informaciones indican que los “camporitas” están también entrando al Pami y han copado gerencias clave de la Superintendencia de Salud, que la burocracia de Caló pretendía para ellos.
Barrionuevo, un viejo lobo en el negocio de las obras sociales, movilizó miles de trabajadores (Moyano aportó una parte) a la Superintendencia de Salud para reclamar por toda esta situación, ante lo cual recibió 4 millones de pesos para gastronómicos de los 176 que el gobierno prometió liberar. Se trata de cifras menores en el paquete de la confiscación monumental que han sufrido los trabajadores.
El tema por sí mismo amerita la huelga nacional y debe ser sumado en las asambleas y plenarios obreros a las reivindicaciones de los trabajadores, puesto que el gobierno de Cristina ha robado nuestros aportes. Pero no podemos reclamar simplemente que sean devueltos a la misma burocracia que los malversa, la cual avaló la desregulación-privatización del menemismo, acompañó el despojo en estos años y es la responsable de la mafia de los medicamentos.
Inmediata devolución de los fondos, investigación de las cuentas por comisiones obreras electas; por un sistema único de la salud integrado, universal y gratuito. Incorporamos este programa al debate de asambleas y plenarios con vistas el paro general.

Néstor Pitrola

7.- POR SALARIO DE TODOS LOS DOCENTES
Gran campaña de AGD-UBA
En esta semana la gremial docente de la UBA lanza una masiva campaña de empadronamiento de docentes ad honorem, con mesas en distintos días y horarios en prácticamente todas las facultades.
Como resultado de la enorme lucha de 2005, los docentes universitarios conquistamos más de 2.200 cargos con renta para los ad honorem (3.000 en todo el país). Se trató -así consta en el acta- de una primera etapa de un programa con fondos específicos del Ministerio de Educación. Esta campaña de empadronamiento es el paso previo para reclamar al Rectorado y al ministerio la segunda y definitiva etapa que destierre el trabajo gratuito en la universidad.
En la Facultad de Ciencias Médicas se está dando batalla por la regularización de miles de cargos ad honorem y sin designación que existen en esta unidad académica. Estos cargos no están remunerados de forma alguna y su crecimiento es una muestra más del ajuste y la sintonía fina en los claustros. El reclamo se viene elevando con medidas de lucha, como clases públicas, desde hace ya varias semanas en cuatro jornadas.
Fue llamativo un compañero que se apresuró a bajar con sus estudiantes a dar la clase en el hall de la facultad. Luego de terminar su clase le pasamos el periódico y nos contaba que había ganado un cargo rentado y lo había rechazado con tristeza. El está terminando la carrera de medicina gracias a la beca de una fundación y, si percibe un salario en blanco, la pierde. Esta beca es mayor al salario mínimo como ayudante de segunda. Se pone a pensar que no va a tener obra social hasta que pueda ganar un cargo como residente o termine sus estudios. Pero la plata en mano es más urgente. Más allá de esto no se desmoraliza y apoya la medida porque tiene plena conciencia de que está trabajando y sabe que no tiene que devolverle nada a nadie.
De una clase pública se sacan conclusiones que desnudan todo el ajuste y la precarización laboral de este sistema perverso que no cierra por ningún lado. Pero a los trabajadores sí les cierra una salida de organización y de lucha por izquierda, independiente de las patronales y el gobierno.

Damián Molina, secretario de Prensa AGD Ciencias Médicas
Emilio Borlenghi, vocal titular AGD Ciencias Médicas

8.- HUELGA GENERAL, “NARCOSOCIALISMO” Y PERSPECTIVA POLÍTICA
El paro general es tema destacado en la mayor parte de los periódicos de la izquierda. Para el PCR, “la preparación del paro nacional es tarea central de las fuerzas obreras y populares” (Hoy, 30/10). Izquierda Socialista reclama a Moyano y Micheli “que le pongan fecha al paro” (El Socialista, 24/10), mientras para el MST “va creciendo la importancia de garantizar un nuevo Paro Nacional CTA-CGT” (¿cuál fue el “viejo”?). La carencia de una delimitación respecto de las burocracias convocantes es especialmente notoria en el MST, PCR e IS. En Alternativa Socialista se ensalza la limitada convocatoria contra la ley de ART (“miles”), y se destaca “la unidad conseguida” entre Moyano y Micheli, sin palabra sobre su defección a dar una lucha en serio y, peor todavía, respecto de que el líder de la CGT se abrazó con Macri un día antes de que el PRO tuviera papel decisivo en la aprobación de la ley patronal. IS se limita a “exigirle” a Moyano y a Micheli, mientras el PCR omite toda referencia a las alternativas políticas patronales que ambos cocinan. El MST y el PCR no excluyen un armado electoral con el FAP -y hasta lo impulsan. La renuncia a integrar las acciones de lucha contra el ajuste a una perspectiva política propia de la clase obrera, liderada por la izquierda, deja a las iniciativas de las centrales opositoras como campo de maniobras de la oposición capitalista al gobierno. Por eso, integran al cacerolazo del 8N como parte de la lucha, sin trazar una delimitación respecto de su contenido político.
Libres del Sur, por su lado, no tiene periódico semanal. En su página web, el centro lo ocupa la defensa de Binner y el gobierno de Santa Fe frente al kirchnerismo. Libres del Sur no refuta en ninguno de los seis comunicados que sacó sobre el tema las acusaciones contra la narco-policía. La defensa de Santa Fe como “una de las (provincias) mejor administradas a pesar de las constantes presiones a que es sometida por la Casa Rosada ” oculta el desquicio en que las bandas narcos han transformado el sur de Rosario, y el carácter social del gobierno provincial, que está al servicio de los monopolios sojeros. Pero tampoco denuncian al kirchnerismo por convalidar nacionalmente el entrelazamiento entre el aparato policial y el delito organizado. Cuando la izquierda renuncia a ser tal y se coloca como furgón de cola del centroizquierda capitalista, termina en la lamentable situación de defender a los gobiernos y a su aparato policial descompuesto.
El PTS, por su parte, propone “a la vanguardia antiburocrática y a los compañeros del Frente de Izquierda definir un posicionamiento común que parta de la exigencia de ponerle fecha concreta al paro” ( La Verdad Obrera , 1/11). Pero continúa omitiendo cualquier referencia al Frente de Izquierda en relación con la crisis política nacional y la necesidad de establecer una referencia propia de los trabajadores. Es esto lo que reclamábamos al señalar que “la izquierda, por su condición revolucionaria, debe tomar la iniciativa política y delimitar en sus propios términos (no en los que presentan los campos patronales), los verdaderos (históricos) campos en disputa” (La izquierda frente al desbarajuste nacional, 18/10).

Alejandro Lipcovich

9.- LEONARDO FAVIO, UN ARTISTA DETERMINADO POR EL PERONISMO
Alguna vez, Leonardo Favio dijo que él era militante peronista antes que director de cine. Al pensar en una nota sobre su muerte, la primera tentación fue la de rebatirle esos dichos y decir que no, que ante todo fue un artista enorme y que en su condición de militante sólo acompañó, desde una cuarta o quinta fila de violines, sin una sola critica importante, cualquier cosa que el peronismo hiciera, desde el otorgamiento de conquistas al movimiento obrero hasta la Triple A , López Rega, Menem o el veto de CFK al 82 por ciento para los jubilados.
Sin embargo, una joven compañera, de inteligencia más afilada, nos dio una pista mejor: “Como artista fue lo que fue, y cómo fue, porque antes era peronista”. Es un punto de vista que le ofrece al análisis una veta interesante.
En el año 2000, el 75 por ciento de los críticos, historiadores e investigadores de cine consultados en una encuesta del Museo Nacional de Cine Argentino, dijo que Crónica de un niño solo (1965) es la mejor película de la historia cinematográfica argentina. La historia de “Polín” (Diego Puente), es la de un chico de la villa que transcurre su vida entre los pequeños robos, el reformatorio y la intuición de que una libertad infinita puede conquistarse de algún modo que le es desconocido, simbolizado en esa escena, seguramente una de las más bellas de la historia del cine, de los chicos que se bañan en el río.
Esa película es parte de una trilogía integrada, además, por “Este es el romance del Aniceto y la Francisca , de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más…” (Elsa Daniel, María Vaner, Federico Luppi) y El dependiente (Graciela Borges, Walter Vidarte). “Este es el romance…” es de 1967, y El dependiente de 1969. Son importantes los años en que fueron producidas esas películas, las tres primeras de Favio (salvo por una inconclusa de 1957 y un corto en 1960).
Los años 60 fueron prolíficos en materia de crítica social expresada por medio del arte. Década de rebeliones, revoluciones, convulsión política en todas partes y muy especialmente en América latina. No había arte posible fuera de esa realidad.
En la Argentina , las defecciones sistemáticas de la conducción peronista frente a los gobiernos de la “libertadora”, que se sucedieron desde 1955 hasta 1973, había facilitado el surgimiento de una fuerte izquierda dentro del peronismo y de una también poderosa izquierda no peronista. El Cordobazo (1969) señaló la irrupción de un proletariado joven, no peronista, que no gritaba “la vida por Perón” sino “obreros al poder”.
El gran esfuerzo de la izquierda peronista, desde Montoneros hasta sus mejores artistas, se orientaría a bloquear esa evolución clasista de los trabajadores, a conseguir que el movimiento obrero volviera a gritar “la vida por Perón” y no “obreros al poder”. Podían lograrlo porque el peronismo era una experiencia aún inconclusa, una tragedia y no una farsa. Y el artista de talento, se sabe, puede hacer con la tragedia maravillas como aquella Crónica de un niño solo.
Cuando el peronismo regresa al poder, Favio ya no repite obras como aquéllas. Con una filmación impecable y aun con escenas antológicas como aquel truco por el alma que Juan Moreira (Rodolfo Bebán) juega con La Muerte (Alba Mujica), su filmografía posterior a aquella trilogía es un concierto menor.
Por otra parte, Favio nunca tomó partido en la lucha interna que el peronismo resolvió con balas y sangre abundante en los años ’60 y ’70. Le dedica “Perón, sinfonía del sentimiento” (1999, patrocinada por Eduardo Duhalde) a la memoria de Héctor Cámpora, pero él se llevó bien con quienes derrocaron a Cámpora en julio de 1973. Es más, la derecha peronista lo había invitado a ser el presentador del acto que recibiría a Perón en Ezeiza, el 20 de junio de 1973, y que terminó en una masacre provocada por esa misma derecha. Favio fue amigo de Carlos Mugica, pero tenía vínculos aceitados con lo peor de la burocracia sindical. La dedicatoria de “Perón…” incluye también a Rodolfo Walsh, pero él aplaudió en su momento a Isabel Perón y López Rega, que intentaban asesinar a Walsh. Contradicciones demasiado aplastantes para que la creatividad quede intacta.
A menos que también él dijera, como el José María Gatica de su película (Gatica, el Mono, 1993, con Edgardo Nieva): “Yo nunca me metí en política, yo siempre fui peronista”.

A. Guerrero

10.-  MARIANO FERREYRA: UN CRIMEN CONTRA LA CLASE OBRERA
EL FRACASO DE LA DEFENSAS
Durante las últimas audiencias del juicio, comenzaron a desfilar los testigos convocados por los abogados defensores de Pedraza y su patota. De la nómina original que presentaron, mantuvieron solamente un puñado, y desistieron de buena parte de los testimonios que ofrecieron al momento de la elevación a juicio. Se trata, en su abrumadora mayoría, de personas que no declararon durante la etapa de investigación y que recién lo harían en el juicio oral. Las defensas ‘prescindieron’ especialmente de aquellos mencionados por otros testigos como reclutadores de la patota y protagonistas de la agresión criminal -por ejemplo, entre otros, desistieron de Roberto “Tano” Carnovale, directivo de la seccional sur de la Unión Ferroviaria , y de Marcelo Garro, supuesto ‘herido de bala’ del bando de los patoteros.
Los que sí vinieron a declarar, cumplieron un papel penoso en el estrado. Varios de ellos deberían acabar penalmente comprometidos al final del juicio. En todos los casos se reprodujo la misma mecánica: cuando interrogaban los defensores, los patoteros intentaban ajustarse a un guión pre-armado, reiterando latiguillos y excusas (‘íbamos a hacer acto de presencia’, ‘yo estuve en la parte de atrás del grupo, así que no vi casi nada’, ‘escuché detonaciones, pero no sabía de dónde venían ni vi armas’, etc.); luego, bajo el interrogatorio de los acusadores, las contradicciones e inconsistencias se hacían evidentes, hasta terminar en el ridículo. Ninguno aportó una sola pista sobre los autores de los disparos que acabaron con la vida de Mariano y produjeron graves heridas a Elsa, Nelson Aguirre y Ariel Pintos.
Los dichos de los testigos de la patota fueron sistemáticamente contrastados con otras pruebas reunidas durante la investigación.
En primer lugar, ninguno de ellos pudo sostener el carácter ‘voluntario y espontáneo’ de su presencia en las vías. Está sobradamente acreditado que los delegados de ‘ la Verde ’ de Pedraza recorrían los sectores de los talleres de Escalada -de donde salió el grueso de la patota- reclutando, lista en mano, hombre a hombre. Esa lista fue entregada por Aldo Amuchástegui -que lo negó, pero fue escrachado por la secretaria administrativa del taller- para ser girado a las autoridades de Ugofe, bajo el elocuente título: “Personal que se retira por corte de vías en Avellaneda”. Entre los participantes, se demostró que varios de ellos debían favores a la burocracia; como en el caso de Ricardo Almada, cuyo nombre y número de legajo figuraban en una nómina de ascensos recomendados por “El Gallego” Fernández, hallada en uno de los allanamientos. Las versiones que brindaron sobre la agresión final fueron tan endebles y contradictorias que resultan imposibles de estructurar en un relato mínimamente coherente: ninguno de ellos se atrevió a afirmar con todas las letras que los manifestantes intentaran regresar a las vías, con excepción de Mariano Maroco, cuya declaración alcanzó, en este punto, ribetes delirantes (“de repente, empezaron a correr hacia nosotros una multitud de mujeres y niños que, cuando estaban a diez metros de distancia, se abrieron hacia los costados y aparecieron tres hileras de hombres con palos que salieron a matarnos”). La versión del ‘enfrentamiento’ se diluyó en la nada. Los que negaban haber estado al frente del ataque, fueron puestos en evidencia a través de la exhibición de videos y fotografías en los que fueron claramente identificados.
Entre sus contradicciones, y apremiados por las preguntas la fiscalía y las querellas, varios de los patoteros dejaron entrever algunas verdades, que dejan mal parados a Pedraza y los suyos. Entre otros, aportaron algunas ‘perlas’ sobre las condiciones de trabajo de los tercerizados de Unión del Mercosur, la ‘cooperativa’ que explotaba la burocracia (“no teníamos baños ni duchas”, “estábamos como animales”, “éramos monotributistas”, “cuando firmé para entrar, me dijeron que no me hiciera ilusiones con el pase a planta”, declaró Jorge Aguirre). También dejaron en claro que para la UF , los tercerizados no eran ferroviarios (como se desprende de las declaraciones de Arias y Krazcowski), demoliendo los intentos de los defensores por presentar a la burocracia como ‘gestora’ de su pase a planta permanente. Los cruces de llamados telefónicos y las escuchas judiciales desbarataron las coartadas de Fernández y Pedraza sobre sus comunicaciones permanentes con la patota y el encubrimiento que ensayaron una vez abierta la investigación (Amuchástegui, Cavazza). El ex delegado Krazcowski incluso se refirió a la ‘verticalidad’ del sindicato, mandando al frente a Pablo Díaz como ‘referente’ en el lugar de los hechos, pero también a Pedraza y Fernández.
Por último, Cristian Favale se convirtió en el lastre que amenaza con hundirlos a todos. Los intentos de los delegados por desconocerlo fracasaron. Terminaron reconociendo que participó con la UF del acto de Moyano en River -en el que Cristina Fernández fue oradora central-, de la apretada contra los tercerizados en el hall de Constitución del 6 de septiembre de 2010, y de la agresión en Barracas. Favale mismo hacía ostentación de su cercanía a la burocracia y aspiraba a integrarse plenamente a ella. Dejó demasiados registros de ese vínculo, como para ahora presentarse como un agente extraño a la patota y que eso resulte creíble.
Las pruebas que se acumulan en el juicio contra los acusados son abrumadoras. Las declaraciones de ‘sus’ testigos terminaron agravando su situación. Lo único que podría interferir en una condena contundente contra ellos es la injerencia del poder político.
No bajemos la guardia ni por un instante: garanticemos, con la movilización popular y la agitación, que Pedraza y su banda terminen sus días en la cárcel.

Jacyn

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog