Apuntes

La Tribuna de los Docentes

Por Tribuna Docente - 31 de Julio, 2013, 9:45, Categoría: Capital

BOLETIN ELECTRONICO TRIBUNA DOCENTE CAPITAL

· Daniel Filmus: el candidato del vaciamiento educativo.
· Por una alternativa política de los trabajadores.
· Ante las elecciones de Ademys.
· Ahora, Ctera.
 
La crisis educativa tiene nombre y apellido
Daniel Filmus: el candidato del vaciamiento educativo
 
Si hay un candidato que resume en su sola persona la continuidad de las políticas noventistas con las actuales –con algunos tibios cambios discursivos-, ése es el candidato a senador del Frente para la Victoria, Daniel Filmus.
 
La conocida trayectoria de Filmus comienza, naturalmente, con el menemismo. Fue subsecretario de educación del intendente Carlos Grosso durante los años 1990-1992. Allí llevó adelante la recordada “escuela shopping” de Sarmiento y Pueyrredón.
 
Luego, Filmus pasa a ser asesor del ministerio de educación nacional y se comienza a elaborar la reforma educativa de esos años: Ley de Transferencia, Ley Federal de Educación y Ley de Educación Superior.
 
Cuando en 1996 Susana Decibe es nombrada ministra de educación nacional, el jefe de asesores de la cartera educativa pasa a ser Daniel Filmus.
 
En el medio de su gestión con Grosso y con Decibe, Filmus formó parte de la Dirección de FLACSO, usina de la “inteligencia” que dotó técnicamente a los equipos que luego llevaron adelante la reforma educativa de los ’90.
 
Concluida su labor de “reformista”, volvió en 2000 a presidir la secretaría de educación, junto a Aníbal Ibarra (legislador que había denunciado la creación de la “escuela shopping” de la mano del propio Filmus).
 
En el marco de la enorme crisis social, el gobierno de Ibarra ajusta los alimentos enviados a los comedores escolares a partir de una disposición de la secretaría de educación: adecuar los menús escolares a la situación financiera. Tras el gran repudio a la medida, Filmus sacó a relucir su formación de “pedagogo” diciendo: “A la escuela se va a estudiar, no a comer”.
 
Reciclaje kirchnerista
 
En 2003, Néstor Kirchner –él mismo un reciclado menemista- lo recicla y lo pone al frente del ministerio de educación nacional.
 
Cuando Daniel Filmus asume como ministro de educación en 2003, publica un documento de balance crítico de la Ley Federal de Educación y de la situación educativa. Sin embargo, en ese documento destaca como aspectos positivos de la reforma de los noventa, precisamente, “la nueva distribución de roles entre la nación y las jurisdicciones educativas por los cuales estas últimas lograron más protagonismo en las decisiones políticas, la extensión de la obligatoriedad escolar a 10 años y la actualización de los contenidos básicos comunes”. Bien visto, es lógico este diagnóstico del candidato a senador porque, por un lado, él mismo fue promotor en los noventa de esas políticas y, por otro, esas políticas fueron mantenidas durante su gestión y permanecen en la actualidad.
 
Con la llegada del kirchnerismo, se comienza a elaborar una supuesta “contrarreforma” a la reforma de los noventa, llevada adelante por los autores de la reforma de los noventa (Filmus y Carlos Tedesco, viejo conocido de FLACSO). En esa componenda, participa activamente la Ctera yaskista en una fenomenal integración al Estado.
 
Las leyes que estructuran el sistema educativo en la actualidad son un rescate de la propia reforma educativa noventista.
 
Se mantiene la descentralización de los sistemas educativos que comenzó la dictadura y completó la Ley de Transferencia; se sigue propiciando un fuerte proceso de privatización de la educación (el 40% de los chicos que empiezan primer grado lo hacen en una escuela privada, según datos de 2011); se mantienen los subsidios a las escuelas privadas; se agudiza la baja en la matrícula que ya afecta a todos los niveles de la educación estatal; los salarios docentes no llegan, en promedio, a media canasta familiar por cargo; la crisis edilicia se agrava al ritmo del ajuste presupuestario a nivel nacional y en cada jurisdicción; y se están llevando adelante una serie de nuevas reformas educativas impulsadas por organismos internacionales –ya conocidos-como el Banco Mundial, la OCDE y la Organización de Estados Iberoamericanos cuyos ejes son el vaciamiento de la escuela media para adaptarla a los requerimientos de las empresas, y la flexibilización laboral docente a través de las evaluaciones de la “calidad”, ajustando salario y estabilidad en los cargos.
 
La candidatura de Filmus coloca en debate un necesario balance de la “década ganada” en educación, y en la obligación de todos los sindicatos y agrupaciones docentes independientes del gobierno de desnudar su falso progresismo.
 
TRIBUNA DOCENTE
 


Por una alternativa política de los trabajadores
En las PASO votamos al Frente de Izquierda
¡Abajo el impuesto al salario!
TRIBUNA DOCENTE


ANTE LAS ELECCIONES DE ADEMYS
Una nueva situación en el gremio docente a partir de los triunfos de la oposición.
En los últimos meses, un hecho domina el cuadro de situación del gremio docente: las importantes victorias de la oposición clasista ante el derrumbe de la burocracia de la lista Celeste en diferentes sindicatos de la Ctera. ATEN, recuperada a nivel provincial; Suteba, con 11 seccionales en manos de la Multicolor; la importante elección en el SUTE de Mendoza, en donde la oposición por primera vez está al frente de un distrito (Godoy Cruz); en Amsafe-Rosario, en donde se consolida la oposición.
 
Estas enormes victorias de la oposición expresan el derrumbe de la burocracia sindical de la Celeste kirchnerista de Roberto Baradel, Stella Maldonado y Hugo Yasky. Significan un importante avance del clasismo en la recuperación de los sindicatos de las direcciones integradas al Estado. Y dejan planteada la evidencia de una profunda ruptura de grandes masas docentes con el kirchnerismo.
 
La reciente oficialización de la lista unitaria de oposición en Ctera es una muestra de la madurez del gremio docente, en el marco de un desarrollo ascendente del clasismo en el movimiento obrero.
En todos los sindicatos queda planteada la necesidad de impulsar reagrupamientos clasistas que devuelvan a los trabajadores sus herramientas de base para la organización y la lucha contra el ajuste.
El movimiento obrero es un revulsivo de asambleas, reuniones, movilizaciones parciales e impulso de planes de lucha. El techo a las paritarias se manifiesta como una reducción diferida del salario, y el impuesto a las ganancias sobre los salarios son la medida del ajuste que el gobierno y las patronales descargan sobre los trabajadores para paliar la crisis y mantener los márgenes de ganancia de la "década ganada".
Según el propio INDEC, el 50% de los trabajadores cobran menos de $3500, y más del 35% está en negro o precarizado. Comparado con 2008, se cobran 1 millón y medio menos de asignaciones familiares por los topes impuestos, y el 75% de los jubilados cobra la mínima.
En este marco de ajuste y desorganización económica general, las centrales sindicales se "juegan la ropa"... como burócratas, es decir, garantizando a como dé lugar una política de contención de la movilización obrera.
El sindicalismo K se ha convertido en la "derecha sindical", justificando las paritarias a la baja y los ajustes como medio para "redistribuir la riqueza", comprometidos a fondo con el "modelo nacional". El sindicalismo "anti-K", es igualmente impotente para desenvolver un proceso de lucha que imponga al gobierno y las patronales una agenda obrera. Sus expectativas están puestas en el apoyo a diferentes opciones patronales (Moyano con De Narváez; Micheli, junto a Lozano y la ex burócrata de Ctera Marta Maffei y Fabiana Ríos, represora de los docentes fueguinos).
Necesitamos un sindicato docente para organizar a la docencia
Frente a este escenario, Ademys ha abandonado su tradición de lucha. Desde hace años Ademys es conocido por toda la base docente y el activismo como el sindicato que impulsa asambleas distritales y asambleas abiertas con mandato de toda Capital, con la capacidad de desarrollar procesos de lucha por fuera del corset de la burocracia Celeste de UTE-Ctera.
Sin embargo, Ademys viene desarrollando una tendencia regresiva: convertirse en un satélite de la CTA-Micheli, es decir, un sindicato subordinado a una de las variantes de la burocracia sindical.
La parálisis y la división interna de Ademys no puede ser mayor, en un cuadro de ataques del gobierno nacional y, particularmente, el gobierno de la ciudad. Luego de la reforma del Estatuto Docente eliminando en esencia las Juntas de Clasificación, el gobierno llevó adelante un masivo cierre de grados y cursos. Viene avanzando con la creación del Instituto Evaluador de la Calidad y Equidad Educativa, e imponiendo la reforma curricular en el nivel medio a imagen y semejanza de las resoluciones del Consejo Federal de Educación y la Ley Nacional de Educación.
A esto hay que agregarle las reivindicaciones propias que los docentes compartimos con el conjunto del movimiento obrero como la derogación del impuesto al salario, la reapertura de las paritarias, el 82% móvil y el cese de la precarización laboral que tiene amplias expresiones en el gremio docente.
Frente a esta situación, Ademys no está presente en las escuelas organizando a la docencia, convocando a asambleas, impulsado la organización y la lucha.
Bregamos para que todas las agrupaciones, activistas y compañeros de base combativos y antiburocráticos que se expresan y se referencian en Ademys impulsemos juntos una campaña que ponga a Ademys en movimiento, superando la parálisis y la fragmentación.
Este reagrupamiento será el germen de lo que puede llegar a convertirse en una Multicolor en las próximas elecciones, que debe plantearse como la articulación de todos los sectores independientes de las distintas variantes de la burocracia sindical y de toda variante patronal.
 
TRIBUNA DOCENTE
 


Ahora, Ctera
 
Los recientes triunfos de la izquierda en el gremio docente sobre la burocracia kirchnerista de Yasky-Baradel-Maldonado pavimentaron la conformación, por primera vez desde hace décadas, de una única lista de oposición a la dirección Celeste de Ctera.
 
El voto docente cimentó el proceso inaugurado por el Fura neuquino, que recuperó Aten a fines del año pasado. Siguió el “sutebazo” clasista que recuperó once seccionales en la provincia de Buenos Aires, al triunfo en Amsafe-Rosario, y la gran elección de la oposición en el Sute (Mendoza), incluyendo la recuperación de la seccional de Godoy Cruz.
 
Por último, es parte de esta tendencia la extraordinaria huelga de los docentes neuquinos de comienzos de año y la derrota de la gobernadora Fabiana Ríos (represora de la docencia de la isla) a manos de los trabajadores del Sutef (Tierra del Fuego), que le arrancaron al gobierno un 42% de recomposición salarial por medio de la huelga y de la ocupación de la gobernación de la provincia.
 
Detrás de un programa de independencia de los trabajadores y de sus organizaciones gremiales del gobierno nacional y de las provincias, de la burocracia sindical yaskista y de toda variante burocrática, de defensa de la democracia sindical, y como organización de lucha de los docentes y de todos los trabajadores, el encabezado de la lista expresa esta nueva etapa.
 
La Multicolor está encabezada por el secretario general de Aten, Daniel Huth, secundado por Romina del Plá, secretaria general del Suteba Matanza y dirigente de Tribuna Docente. En tercer lugar se ubica el secretario general del Sutef, Raúl Arce, y luego el secretario general de Amsafe-Rosario, Gustavo Teres.
 
La lista Multicolor es un bloque que unifica la mejor experiencia de la docencia de los últimos años, lo que expresa un claro avance de la izquierda al interior de Ctera. La Multicolor disputará en los principales centros del país, y es una nueva oportunidad para golpear a la burocracia yaskista en las principales jurisdicciones.
 
En Buenos Aires será nuevamente el escenario de un gran reagrupamiento de la docencia que rechazó la entrega del plan de lucha iniciado a comienzos del ciclo lectivo, y la posibilidad de reiterar la derrota de la Celeste en aquellas seccionales que (como San Martín-Tres de Febrero) han sido arrebatadas por la dirección de Suteba por medio del fraude.
 
En Capital será el escenario de intervención de la mayoría de los docentes que enfrentan la reforma de la escuela secundaria que llevan adelante conjuntamente Macri y Sileoni.
 
El 5 de setiembre, será una oportunidad para reforzar el repudio a la burocracia sindical K en todo el país. Tribuna Docente jugó un papel central en la lucha por la conformación de la Multicolor. Un elemento que lo demuestra es que aportó (junto a la Azul y Blanca) la mayor parte de los avales necesarios para presentar la lista.
 
El avance de la izquierda en la formación de la Multicolor también se evidenció en la integración paritaria de los cargos entre los sectores del clasismo y aquellos que provienen de la ex Lila (e incluso de un pasado de alianza con la propia Celeste), y que en las elecciones pasadas se presentaron separadamente.
 
La lista deja atrás la política sin destino de una Ctera paralela por parte de la CTA Micheli y de sus “izquierdas”. La Multicolor de Ctera se suma al proceso general de la listas unitarias antiburocráticas como la impulsada por la izquierda en Foetra o la lista única de la izquierda en el Ferrocarril Roca.
 
Vamos por una gran campaña en todo el país, para mostrar el camino de la recuperación de Ctera. Para defender el voto del clasismo, llamamos a los docentes de todo el país a sumarse como fiscales de la Multicolor.
 
Daniel Sierra
Tribuna Docente

 


Contáctate con Tribuna Docente Capital
Difundí este boletín entre tus compañeros.
Contá que pasa en tu escuela.
Envíanos tu nota.
Notas, consultas, dudas y comentarios: tribunadocentecap@gmail.com
Visítanos en: Ø Blog:  | TRIBUNA DOCENTE CAPITAL
Ø Facebook:  | Tribuna Docente Capital

Tribuna Docente – La oposición anti burocrática en UTE

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog