Apuntes

Cuarta Semana de una Huelga Masiva

Por Tribuna Docente - 27 de Marzo, 2014, 13:26, Categoría: Buenos Aires

LA HEROICA HUELGA DOCENTE PUEDE TRIUNFAR

20.000 docentes coparon el palacio Pizzurno, el miércoles 26, en un cuadro de gran participación de los Sutebas combativos y de las columnas de la oposición, que superaron la movilización de la dirección celeste de Suteba-Ctera. Entre la gran masa docente se impuso la consigna de "Paro, paro, paro, paro nacional" de Ctera, para el triunfo de todas las huelgas provinciales y especialmente para la victoria de la gran huelga bonaerense. Se impone la huelga nacional docente.

La docencia bonaerense ingresó en la cuarta semana de una huelga masiva, a pesar de la campaña de apriete y persecución que orquestó el gobierno mediante el fallo reaccionario del juez Terrier, el cual "ordenó" a los huelguistas volver a clase. El fallo es un elaborado recurso extremo del poder para quebrar la huelga con visos de "ecuanimidad", planteando no descontar los días de huelga, para hacer pasar, precisamente, su levantamiento. Sienta un precedente gravísimo contra todo el movimiento obrero y constituye el nuevo obstáculo a superar por esta huelga histórica de la docencia.
Inmediatamente de conocido el fallo por los medios, el ministro de Trabajo de Scioli, Oscar Cuartango, salió a apretar a los docentes para que volvieran a las aulas, evidenciando el operativo conjunto para quebrar la huelga. La directora de la Dirección General de Escuelas, Nora De Lucía, y el subsecretario de Educación, Néstor Ribet, emitieron en medio del fin de semana varios comunicados intimidatorios para que los inspectores exigieran a directivos y docentes cesar con las medidas de fuerza.
A esta jauría se sumaron los medios, los cuales pusieron en tapa de los principales diarios, en las pantallas de televisión y en las radios que los docentes debían aceptar el fallo, so pena del delito de desacato. "El derecho a la educación está por encima del derecho de huelga", fue la consigna. Olvidaron que está en discusión otro derecho: el alimentario, cuando se discute un salario de cuatro mil pesos.
Es muy claro que en el desenlace de esta huelga se juega el primer capítulo de todas las paritarias y con ellas el futuro del ajuste que comenzó con la devaluación.

Crece la simpatía por los "desacatados"
En las autoconvocatorias (especialmente masivas y extendidas en el interior provincial), en las movilizaciones que se mantuvieron durante el fin de semana en toda la provincia, en las redes sociales, los docentes ratificaron inmediatamente su decisión de continuar la huelga. Los Sutebas combativos estuvieron a la cabeza del rechazo a este apriete y el Frente Gremial repudió el fallo y mantuvo públicamente las medidas de fuerza. De manera que la operación judicial, en horas, se transformó en la nueva derrota política de un gobierno al que ya la conciliación obligatoria se le ha transformado en papel mojado.
Los huelguistas hemos liquidado el verso de que el aumento es del 30,9% (se ha desnudado que el aumento ofrecido es del 21% para el 80% de los docentes). También el intento de cerrar el conflicto con un aumento por decreto y de meter el presentismo. La huelga docente ha quebrado los topes salariales que anunció Scioli, junto a otros 15 gobernadores quienes, a principios de febrero, se coaligaron para congelar el salario docente en un 23% en cuotas. De manera que la huelga acumula ya varias victorias políticas.
La fuerza de la huelga ha colocado al gobierno nacional y a Scioli contra la pared. Con todo, el avance más grande es que el movimiento cosecha cada día más simpatía popular, y esa simpatía sumó a los funcionarios intermedios de las secretarías de Asuntos Docentes de toda la provincia, quienes emitieron una carta en la que denuncian las pésimas condiciones de trabajo en la que desempeñan sus tareas, que hace tres años que vienen planteándoselo a los ministros correspondientes sin respuesta y que hacen causa común con el reclamo docente.
Están dadas las condiciones para una victoria en toda la línea.

Marcha Blanca a Plaza de Mayo, paro nacional de Ctera, convocar a padres y trabajadores a apoyar la huelga docente
La huelga general bonaerense no es un rayo en cielo sereno. Existen 14 provincias que aún están en conflicto porque no cerraron los acuerdos paritarios. Tierra del Fuego, Chubut, Neuquén, Chaco, Mendoza, entre otras, siguen con paros rotativos. En Mendoza, un masivo plenario de delegados le impuso a la dirección celeste del Sute un paro de 72 horas y una marcha blanca que será masiva y será en unidad con un fuerte movimiento de la combativa ATE provincial.
La dirección kirchnerista de Ctera y de Suteba pone paños fríos a una movilización docente que no promovieron jamás. A pesar de que la paritaria nacional sigue empantanada -y a los múltiples conflictos provinciales- Ctera sigue sin convocar al paro nacional. En Buenos Aires, Baradel ataca a los Sutebas combativos y a las autoconvocatorias, motores de la huelga bonaerense, abriendo el paraguas para una futura entrega. El permanente ataque a la izquierda en la huelga es la expresión de una dirección que quiere levantar el conflicto.
La tarea del momento es profundizar todas las actividades movilizadoras: asambleas en todas las escuelas; organizar el rechazo a los aprietes de funcionarios de la DGCyE contra los huelguistas; convocatoria a los padres a sumarse a nuestras acciones y marchas; exigir a Ctera el paro nacional, una Marcha Blanca a Plaza de Mayo y que rompa con el gobierno.
En ese camino, el miércoles 26 de marzo, los docentes de la provincia de Buenos Aires, de la Ciudad y de todo el país, nos movilizamos de a miles al Palacio Pizzurno, en la marcha nacional convocada por Ctera para ese día.

Romina Del Plá/Daniel Sierra

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog