Apuntes

Docentes de la Ciudad de Buenos Aires

Por Tribuna Docente - 30 de Marzo, 2015, 12:49, Categoría: Capital

Ademys, frente a la convocatoria al paro del martes 31
POR UN PARO ACTIVO QUE PROMUEVA LA ORGANIZACIÓN Y LOS INTERESES DEL CONJUNTO DEL MOVIMIENTO OBRERO
 
En las últimas horas, la CGT de Moyano y la CTA de Micheli se han sumado al paro de transportes convocado para el 31 de marzo, convirtiéndolo en un paro general.
Muchas de las demandas que se expresan para convocar a la medida son sentidos reclamos del conjunto de los trabajadores que venimos sufriendo un empobrecimiento de nuestro salario y condiciones de trabajo. En la Argentina, alrededor del 50% de los trabajadores cobran en promedio $5000, prácticamente un tercio de la canasta familiar, que debería medir el salario mínimo; y un 34% trabaja en condiciones de precariedad e inestabilidad, sin obra social, ni jubilación, ni vacaciones pagas. Por otro lado, el impuesto a las ganancias sobre los salarios sigue afectando a dos millones de trabajadores mientras las paritarias pretenden cerrarse en torno del 25-30%, cuando se calcula que en 2014 hubo casi 40% de inflación. Las jubilaciones se han convertido en poco menos que un subsidio a la vejez,! muy lejos de lo que debería ser: un salario diferido del 82% móvil.
Pero muy lejos de una real perspectiva de lucha, las burocracias sindicales convocantes a este paro se mueven por un interés corporativo, circunscripto a los intereses sectoriales, y fundamentalmente a la caja de las obras sociales, y buscan reposicionarse políticamente en el marco de la transición de los últimos meses de gobierno kirchnerista, intentando colocarse como la futura garantía de gobernabilidad de los Macri, Massa o Scioli.
Existen muchas razones por las que los trabajadores necesitamos organizarnos y pelear de conjunto. Por ello, junto a otros sectores combativos coincidimos en la necesidad de impulsar este paro general como un paro activo que se plantee la continuidad de un plan de lucha nacional que promueva la organización y los intereses del conjunto del movimiento obrero.
Desde el Consejo Directivo de Ademys, con la ratificación de la asamblea realizada el sábado 28/03, impulsamos la adhesión al paro general del 31/3 con esta perspectiva.
 
Los docentes porteños tenemos muchas razones para un paro general
La paritaria docente ha sido clave para el conjunto de las negociaciones salariales que están por delante. Los gobiernos provinciales y el gobierno nacional, en el marco de importantes movilizaciones en más de una decena de provincias, han logrado imponer de conjunto un promedio de "aumento" de entre 25-30%.
En la Ciudad, se trata de una de las peores paritarias de los últimos años. Un 26% en dos cuotas, con sumas en negro, que mantiene la situación extrema de achatamiento de la escala salarial, las diferenciaciones salariales a la baja y la desvalorización de la hora cátedra. Ademys ha rechazado la propuesta salarial del gobierno que finalmente fue aceptada por algunos sindicatos. Impulsamos la organización de este rechazo, a través de una masiva consulta a toda la base del gremio docente de la Ciudad para que la docencia se exprese en forma directa.
El impuesto a las ganancias sobre los salarios afecta a miles de docentes de la Ciudad, y alertamos sobre el hecho de que afectará de lleno a los nuevos docentes cuya fecha de ingreso es posterior a septiembre de 2013 y cobren un sueldo bruto superior a $15.000, o sea, un cargo de maestro de grado de jornada completa o dos jornadas simples (o sus equivalencias en horas cátedra u otros cargos). Ademys fue el único sindicato que hizo un planteo concreto al gobierno macrista: además del reclamo de la eliminación de este impuesto al salario, transitoriamente, que el gobierno de la Ciudad absorba a través de un complemento salarial el impacto del descuento de Ganancias a los docentes afectados, tal como sucede con los trabajadores del Banco Ciudad y otras empresas.
Con la aplicación de la reforma en Media (NESC), además de la degradación educativa en relación a los planes de estudio, contenidos, titulaciones y la formación de los jóvenes, se están produciendo bajas de horas y cargos generando docentes cesanteados. Es la expresión en la docencia porteña de los despidos que sufren distintos sectores de los trabajadores. Se profundiza, además, la precarización laboral con una proliferación de horas a término por fuera del estatuto docente.
La eliminación de las funciones históricas de las Juntas de Clasificación, sumado a la situación irregular que afecta a miles de docentes que por no haber concursos en tiempo y forma (en las distintas juntas de Media, Superior, Socioeducativa, etc.), hacen que en la docencia porteña haya una preocupante y masiva situación de precarización laboral.
Ademys ha presentado un pliego de reclamos en la Mesa Salarial y de Condiciones Laborales que contempla además la exigencia de un plan de construcción y refacción de escuelas, el nombramiento de profesionales para los Equipos de Orientación Escolar y demás programas que intervienen en los diferentes niveles educativos, la suspensión de la aplicación de la reforma en Media, entre otros puntos, y la necesidad centralmente de aumentar el presupuesto educativo.
 
- Por la eliminación del impuesto a las ganancias sobre el salario
- Basta de Precarización laboral, pase a planta de tercerizados y contratados
- Paritarias sin techo
- Salario mínimo igual a la canasta familiar
- Prohibición de despidos y suspensiones
- 82% móvil para los jubilados
- Contra la criminalización de la protesta y la represión a los sectores populares
- Por un paro general activo y un plan de lucha nacional

 
Asociación Docente Ademys - CABA

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog