Apuntes

Masivo Congreso Nacional de Tribuna Docente

Por Tribuna Docente - 27 de Febrero, 2016, 9:53, Categoría: General

600 DELEGADOS DE 17 PROVINCIAS VOTARON EL NO INICIO

A una semana del inicio de las clases, la paritaria nacional se encuentra en un callejón sin salida. Macri, que orienta su política económica para cerrar un acuerdo con los buitres, no se mueve del 25% ofrecido a la Ctera y ésta presenta esa oferta como un aumento del 40%, un verdadero embuste que sólo le sirve al gobierno en la línea de un inicio de clases sin conflicto.
 
En este contexto sesionó el VIII Congreso Nacional de Tribuna Docente con la presencia de más de 600 compañeros, con delegaciones de 17 provincias y una gran delegación de maestros uruguayos, que arrancó una de las ovaciones más grandes al desandar el plan de lucha que, con el método de la huelga general, derrotó el intento de declarar la esencialidad de la educación del frenteamplista Tabaré Vázquez.
 
El desarrollo del debate estableció la conclusión determinante que ni Ctera ni Suteba son el puente para lograr un salario equivalente a la canasta familiar, por eso no paran este 24 de febrero junto al resto de los estatales. Pero a pesar de su loza, ya hay tres provincias que decretaron el No Inicio como Neuquén, Tierra del Fuego y Santa Cruz, y pueden sumarse muchas más. En esa perspectiva están los Suteba Combativos, que en el Plenario Provincial del 22 de febrero votaron impulsar el No Inicio el 29 en la provincia de Buenos Aires.
 
Tribuna Docente se pone a la cabeza, por un salario básico unificado nacional de 12.000 pesos y convoca a parar este 24 de febrero, organizar un plan de lucha nacional por el No Inicio y compartir las principales resoluciones sobre la paritaria docente de su VIII Congreso Nacional.
 
A continuación, publicamos la principal resolución del Congreso de Tribuna Docente.
 
Resolución sobre la paritaria docente
 
1. La paritaria docente nacional se encuentra empantanada, resultado de lo cual se desarrolla una gran crisis política del gobierno Macri. Macri se encargó personalmente de reforzar que el techo de la paritaria debe ser del 25%. El empantanamiento es el resultado del ordenamiento nacional alrededor del acuerdo con los buitres y las condiciones de ajuste en la nación y en las provincias que esto requiere. Se trata de un plan inflacionario de devaluación, tarifazos y rebajas de impuestos a los grupos económicos, donde el único precio con meta de inflación a la baja son los salarios y las jubilaciones. Los gobernadores de Cambiemos y del kirchnerismo cierran filas con la clase capitalista en torno a este objetivo de ataque a las conquistas de los trabajadores. Se dividen en torno al mayor o menor gradualismo de este plan contra los trabajadores.
 
La idea del “Rodrigazo” en cuotas sabemos que conduce al ataque a fondo.
 
El movimiento obrero tiene en la paritaria docente su primera gran batalla política.
 
2. La oferta que hizo el gobierno a Ctera y los cuatro sindicatos nacionales, que aceptaron, fue de palabra, ya que antes de oficializarse mediante un acta estalló la crisis y no se ponen de acuerdo sobre cómo debe trasladarse la oferta al papel.
 
3. La paritaria nacional fija un salario mínimo para el cargo de maestro de grado, sin establecer cómo se compone el mismo, a excepción de lo correspondiente al Fondo de Incentivo Docente que abona Nación. Hay seis provincias que integran el Fondo Compensador, mediante el cual el gobierno nacional paga como ítem “garantía” la diferencia entre lo que la provincia paga y el mínino nacional establecido. Para el resto de las provincias y de los cargos, la paritaria nacional sólo establece el Fonid y un porcentaje de aumento que actúa como referencia no vinculante en las paritarias provinciales.
 
4. Los sindicatos reclamaron que el mínimo de 6.060 pesos sea elevado a 8.500 pesos, que se duplique el incentivo (actualmente 550 pesos) y se continúen los programas Socio Educativos (Fines, Coas, mejoras, etc.), que integran docentes precarizados.
 
5. El gobierno ofertó un aumento en dos cuotas: 7.500 y 300 pesos de incentivo en febrero, y 8.300 y 200 pesos de incentivo, que pasaría a un total de 1.010 pesos desde julio. Los gremios aceptaron, y lo presentaron como un aumento del 40%, mentiroso.
 
6. De inmediato estalló la furia de los gobernadores con el ministro Bullrich, y también de la burocracia sindical de los demás gremios casi sin distinción. Los gobernadores declararon que, con suerte, pueden pagar sólo el 25%, y esto reclamando modificaciones en la coparticipación y el envío de fondos de Nación.
 
7. Objetivamente, las paritarias están en el centro de la situación política y la docente es la clave en este momento. Se juega la imposición de los topes, más allá de cuántos docentes reales involucra la paritaria nacional.
 
8. El ministro se encargó de desnudar la verdad de la oferta, ratificando todas nuestras denuncias: el aumento es sólo del 25% (de 6.060 a 7.500), el resto que es el incentivo lo paga Nación. Con la segunda cuota sólo se llega a un 32% anualizado para el 5% de los docentes del país. Todo el resto queda por fuera y depende de las paritarias provinciales.
 
9. El compromiso que asumió Bullrich con los gobernadores es que quede explícita la composición de la oferta, lo que implica blanquear el porcentaje del 25%, lo que los sindicatos están obligados a rechazar, porque puede ser utilizado por los gobernadores como tope para las paritarias provinciales y no permite disimular la oferta ante los docentes.
 
10. La controversia entre gobierno y sindicatos no es sobre la oferta sino sobre la forma de presentarla y escribirla. Si no logran salir del pantano, la burocracia, que quiere arreglar, que celebró la oferta, se verá obligada a cumplir su amenaza de No Inicio, que es opuesto a su política. La evidencia más clara en este sentido es la negativa de la Celeste de Ctera a convocar a un paro nacional docente y de la CTA el 24 de febrero, junto a los estatales. Su límite insalvable es el reclamo de “que se cumpla la oferta” ruinosa.
 
11. El empantanamiento de la paritaria nacional ha condicionado las paritarias provinciales. A una semana del inicio de clases no hay acuerdos firmados en ninguna provincia.
 
12. Frente a esta crisis, los docentes debemos aprovechar para instalar nuestro programa y nuestro método. Están dadas las condiciones para establecer una gran campaña por el paro nacional de No Inicio el 29 de febrero. Sin establecer límites ni precisiones sobre su duración, destacamos que desde el punto de vista político un paro de 24 horas de no inicio de clases es un enorme golpe al gobierno de Macri, que hizo “bandera” de poder garantizar con “el diálogo” el comienzo de clases.
 
13. El paro nacional es por nuestro programa: 12.000 pesos de básico nacional, salario igual a la canasta familiar. Sin cuotas, blanqueo de las sumas en negro y actualización mensual por inflación.
 
14. Esta campaña empalma con una serie de provincias que ya han convocado al paro: Neuquén, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Santa Cruz, y probablemente Mendoza ya paran el 29 de febrero.
 
15. Con la salida de una declaración nacional del VIII Congreso nacional de Tribuna Docente, damos por iniciada esta campaña en todo el país.
“Frente a la crisis de la paritaria, vamos por el paro nacional de No Inicio, por 12.000 pesos de básico unificado nacional y salario igual a la canasta familiar”: es la consiga que resume este planteo.
 
Ciudad de Buenos Aires, 21 de febrero de 2016

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog