Apuntes

Santiago del Estero

Por Tribuna Docente - 3 de Septiembre, 2016, 12:38, Categoría: General

CRISIS DE GOBIERNO EN EDUCACION

Por Maximiliano Jozami


A iniciativa del Ejecutivo provincial, la Cámara de Diputados santiagueña intervino el Consejo de Educación y las Juntas, eliminando la representación electa docente. Esto sucede tras a) la segunda suspensión judicial de las elecciones docentes, donde el zamorismo sería derrotado con certeza; b) la renuncia de la presidenta del Consejo y los vocales.
 
Por segunda vez, por pedido de una lista oficialista, un juez suspendió las elecciones docentes, pero sin prorrogar los mandatos de los representantes electos por la docencia, con lo que se dio una intervención de hecho (sólo quedaron los representantes del gobierno). La presidenta del Consejo renunció al día siguiente de anunciarse la suspensión de las elecciones y toda la cúpula del Consejo renunció “en solidaridad”. El gobierno envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley exprés para intervenir el Consejo, el cual fue aprobado en minutos.
 
En el medio, el oficialismo hizo pública una serie de denuncias sobre corrupción en el Consejo de Educación, prometiendo “impunidad cero”. Sin embargo, los designados como vocales interventores vienen todos de ser vocales: es decir, proponen nafta para apagar el fuego. El motivo real de la intervención es que el zamorismo, que se jacta de ganar elecciones por márgenes del 60-80% iba a una segura derrota sobre las dos listas no oficialistas (una de ellas, la Multicolor, integrada por Tribuna Docente junto a Autoconvocados y docentes combativos del interior; la otra de Cisadems).
 
Se trata de una expresión clara del repudio generalizado que hay entre la docencia hacia el zamorismo, particularmente tras la gran lucha del semestre pasado.
 
La lucha contra el ajuste
 
La intervención del Consejo no es un hecho aislado. La aplicación del ajuste en la provincia más postergada del país está generando una crisis social de amplia envergadura.
 
En el primer semestre, la docencia protagonizó una lucha histórica: huelga de dos meses con movilizaciones de hasta 20 mil personas, exigiendo paritarias (no hay en la provincia desde hace más de 20 años) y blanqueo salarial. Más recientemente, la municipalidad de Añatuya aplicó un ajuste a la De la Rúa, bajando los salarios de todos los trabajadores en un 30%: con una importante reacción de los trabajadores. En Real Sayana, se produjo la ocupación de 50 viviendas que el gobierno reserva para darles un uso electoral con sus punteros; la policía reprimió y desalojaron a los ocupantes. Finalmente, en Quimilí se desencadenó un profundo y masivo movimiento popular exigiendo justicia por el asesinato de Marito Salto, niñito violado, torturado y asesinado (hay grandes sospechas de la mano del narcotráfico, y un claro encubrimiento gubernamental).
 
El clima social general denota un claro malestar con el zamorismo, confirmado por las distintas luchas. Sin embargo, aparecen hasta el momento dos límites importantes: por un lado, la necesidad de un movimiento de lucha de conjunto; por el otro, las direcciones de los procesos de lucha, ligadas directa o indirectamente al régimen. En el caso de la lucha docente, la vanguardia tiene el desafío de sacar las conclusiones y superar a la dirección actual del gremio (un frente heterogéneo entre el moyanismo, radicales e independientes). En  Añatuya, el zamorismo aplicó un carpetazo contra la burocracia sindical y ésta entregó la lucha. En el caso de Marito Salto, los organismos kirchneristas de derechos humanos cooptaron a la familia materna e impulsan el fin de las movilizaciones (sin embargo, la familia paterna sigue en pie de lucha).
 
El desafío de los trabajadores y el pueblo santiagueño es dual: profundizar y unificar las luchas, a la vez que poner en pie una alternativa política independiente de los trabajadores y los luchadores.

Tribuna Docente

Categorías

Archivos

Alojado en
ZoomBlog